• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Faltando sólo cuatro días para la celebración del Día de la Madre en Nicaragua, la Fiscalía sentó este domingo en el banquillo de los acusados a Dean Arlam Huembes, de 44 años, por ejercer violencia contra su progenitora, de 70 años.

En la acusación presentada en el Juzgado Segundo Distrito Penal Especializado en Violencia de Managua, se indica que Dean Huembes ha protagonizado varios episodios de violencia contra su mamá, Marlene del Socorro Mojica Huembes, de 70 años.

En la acusación presentada por la fiscal auxiliar, Belissa Martínez, se indica que Dean Huembes ha venido ejerciendo violencia contra su anciana madre desde que inició el año 2019, cada vez que toma licor y consume estupefacientes.

Dean Huembes esperará audiencia inicial en la cárcel.Ernesto García/END Los hechos más recientes y de más gravedad acontecieron el 9 y 14 de mayo del año en curso, cuando Dean Huembes lanzó al suelo a su anciana madre cuando ella trataba de impedir que entrara a la casa que ambos habitan porque él andaba ebrio y antes le había insultado y lanzado piedras contra la vivienda.

Dictámenes médicos como prueba

La Fiscalía respalda la acusación contra Dean Huembes con dos dictámenes médico legales.

El primer parte médico lo emite la forense Sandra Delgadillo Urbina, quien indica que como consecuencia de la agresión que perpetró el acusado contra su progenitora el pasado 14 de mayo, la señora de la tercera edad sufrió fractura en el tobillo izquierdo y que la víctima después de la asistencia médica va a requerir de tratamiento. Dean Huembes esperará la audiencia inicial en la cárcel. Imagen de referencia / ENDPor su parte, la psicóloga forense, Melba Moraga Pavón, emitió otro dictamen en el cual acredita que Marlene Mojica Huembes tiene lesiones psicológicas leves y que después de la primera asistencia médica va a requerir de tratamiento psicoteraupetico.

Dos hechos graves

La jueza Segundo Distrito Penal Especializado en Violencia, Aleyda Irías, al imponer la prisión preventiva al acusado, razonó su decisión de la siguiente manera: “Estamos frente a dos hechos (lesiones psicológicas y lesiones fisicas) y el reo podría obstaculizar la verdad por habitar en la misma casa con la víctima".

En un eventual juicio, Marlene Mojica Huembes no declararía como testigo "porque obviamente ella, por su condición de madre, no estaría en disposición de declarar contra su hijo", subrayó la fiscal auxiliar, Belissa Martínez.