• La Trinidad, Estelí |
  • |
  • |
  • Edición Web

No es una historia de ficción. Mariela de los Ángeles Blandón Cruz, de 33 años, apareció tirada en una calle en Estelí, con sus huesos rotos y en estado delicado. Luchó varias horas por sobrevivir, pero no soportó el daño.

Hasta ahora, nadie sabe si a la mujer la atropellaron en el kilómetro 122 de la carretera panamericana, en Estelí, o si la tiraron, tras hacerle daño.

Blandón Cruz murió este lunes en el Hospital Escuela Regional San Juan de Dios, adonde la ingresaron en estado grave, con los huesos de la pelvis y de los brazos fracturados.

La noche del domingo, a Blandón Cruz la encontraron quedó lesionada de gravedad. Unas personas la llevaron al hospital Pedro Altamirano, del municipio de La Trinidad, de donde es oriunda, y los médicos luego la remitieron al Hospital San Juan de Dios, de la ciudad de Estelí.

Falleció unas horas después, pero antes pudo ver a su madre, Ivania del Socorro Cruz.

“Cuando llegué al hospital, a eso de las 10:30 de la noche del domingo, ella estaba en una camilla. Le dije ‘Mariela ¿estás viva?’ y ella abrió los ojos. Con la cabeza me dio a entender que sí y luego se le rodaron unas lágrimas”, dijo Cruz.

La vela se realiza en La Trinidad, municipio de Estelí. Máximo Rugama/END“Yo pido justicia, hasta ahora la Policía no me ha informado si hay alguna persona detenida” criticó la madre.

De entrada, los familiares creen que fue atropellada, porque presentaba golpes y raspones.

Piden, sin embargo, que las autoridades esclarezcan el caso, para castigar al autor o autores de la muerte de la mujer.

La víctima dejó en la orfandad a dos niñas gemelas y a un niño, todos menores de diez años.

Ella vivía en el barrio “Linda Vista”, del municipio de La Trinidad, en Estelí. Allí la velan y este martes será sepultada en el cementerio de la localidad.