• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Walter Juárez Varela quedó sin argumentos que le permitan salvarse de un fallo de culpabilidad por la muerte de su esposa, Emma Silva Sándigo, que perdió la vida por un impacto de bala en la cabeza al anochecer del 10 de marzo del 2019.

El acusado ha realizado dos maniobras para procurar obtener una pena no tan grave.

Inicialmente, anunció a través de la defensora pública, Adriana Obando, que haría una admisión de hechos, es decir que se declararía culpable.

Sin embargo, cuando la jueza Primero Especializada en Violencia de Managua, Fabiola Betancourt le otorgó la palabra, Walter Juárez Varela, reconoció que él mató a Emma Silva Sándigo pero dijo que el acto fue accidental.

"En ningún momento quise matar a mi esposa. Lo que sucedió es que el arma se me disparó al subir al vehículo", relató Walter Juárez Varela ante la judicial.

El relato del hombre no coincide con los hechos acusados y tampoco con la calificación jurídica dada por la Fiscalía y por eso la jueza Fabiola Betancourt no dio lugar a la admisión de hechos por parte del señalado.

Walter Juárez Varela no logra presentar un argumento que le permita la pena mínima. Ernesto García/END"El acusado está haciendo el relato de otro delito y por eso su admisión de hechos no tiene fundamento, ni credibilidad " expresó la jueza Betancourt.

Al ser rechazada esta declaratoria de culpabilidad, el acusado no puede obtener la pena por homicidio imprudente, que bajo efectos de bebidas alcohólicas, no pasa de ocho años de prisión.

Perito bota coartada

En la primera audiencia del juicio, Juan Bautista López, perito en balística, explicó que los revólveres “tienen la característica de que sólo se disparan de manera manual”.

Ante estas declaraciones el perito descartó la posibilidad de que el revólver calibre 38, que Walter Juárez Varela uso para efectuar el crimen, estuviera en mal estado y que se haya disparado solo, como sostiene el reo.

Testigos presenciales lo hunden

En el primer día del juicio también brindaron su testimonio cuatro testigos presenciales del crimen, quienes incriminaron a Walter Juárez Varela.

Reyna Silva Sándigo, hermana de Emma Silva Sándigo, señaló que el día de los hechos, Juárez Varela llegó con pistola en mano en busca de su hermano Gregorio Silva, con quien tenía rencillas personales porque meses atrás defendió a su hermana Emma cuando el acusado la golpeaba.

"Ese día mi hermana (Emma) estaba dispuesta a dar la vida por nuestro hermano Goyo (Gregorio) y por eso intervino para que Walter Juárez no llegará hasta donde estaba Goyo, a quien le gritaba que saliera", narró Reyna Silva.

Reyna Silva Sándigo relató que miró el momento en que Walter Juárez Varela tiró del brazo a su hermana para dispararle.

El martes continuará el juicio contra Walter Juárez Varela, quién es acusado de matar a su esposa. Archivo/END"Él jaló del brazo a mi hermana, yo creí que le iba a dar un abrazo, pero lo que hizo fue dispararle”, mencionó Reyna Silva Sándigo.

También brindaron su testimonio otros tres hermanos de Emma Silva Sándigo y Zaida Luz Romero, vecina y amiga de la víctima.

El juicio de este martes continuará el próximo viernes a partir de las 10:00 a.m., luego de ser suspendido a petición de la Fiscalía por falta de testigos.