•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La acusación por asesinato que presentó  hoy la Fiscalía en contra de Frayson Noel Castillo Salgado, sacó a relucir una “relación casual” entre el presunto criminal y la víctima, el estilista Elvin Alvarado Santana.

El cuerpo sin vida de Elvin Alvarado Santana fue encontrado por la Policía Nacional el pasado viernes 31 de mayo en una fosa que habría hecho Frayson Castillo, dentro de su casa en el barrio Jonathan González.

Matan a balazos en la cabeza a prestamista en Managua   

La familia de Elvin Alvarado denunció su desaparición el 15  de mayo, un día después que salió  en su motocicleta  placa M139350, que Frayson Castillo vendió en 700 dólares a Alfonso Castillo Ríos, según la acusación fiscal.

Entre las pruebas con las cuales la Fiscalía  respalda su acusación contra Frayson Castillo, están los testimonios de Silvia Carvajal Izaguirre y Aarón Chavarría,  quienes  afirmaron en el juicio que la víctima y el acusado, sostenían una “relación casual”, desde hace un año.

A Fraysón Castillo la Fiscalía le atribuye los delitos de asesinato, robo agravado y portación ilegal de armas. Los dos primeros ilícitos en perjuicio del estilista  Elvin Alvarado y el tercero en contra del estado de Nicaragua.

En la extensa acusación presentada en el Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, la Fiscalía narra  que el estilista Elvin Alvarado llegó a eso de las dos de la tarde a la casa de  Frayson Castillo, con quien discutió.

En la discusión, el estilista Elvin Alvarado le dio la espalda a Frayson Castillo lo que fue aprovechado por este para dispararle  de manera traicionera (por la espalda)  con una pistola calibre 25, según la acusación.  

El proyectil le perforó el pulmón derecho a la víctima (Elvin Alvarado) y también afectó la región del tórax, según el dictamen médico legal con el cual el Ministerio Público respalda su extenso escrito acusatorio.

Acto seguido el acusado cortó el alambre de un toma corriente y lo marró al cuello de Elvin Alvarado, quien ya agonizaba en el piso; posteriormente lo envolvió en una sábana y lo semienterró en una fosa  de 1.50 metros de profundidad.

Al día siguiente (15 de mayo) Fraysón  Castillo salió a buscarle venta a la motocicleta de Elvin Alvarado,  contratando a Emilio Mejía Hernández  para que le encontrara venta por un precio de U$$ 500.

Ese mismo día Emilio Mejía encontró comprador para la motocicleta,  vendiéndosela a Alfonso Castillo Ríos, en  700 dólares, refiere la acusación fiscal.

Al segundo día (16 de mayo) Fraysón Castillo quien habría dicho a Emilio Mejía que vendía la moto “porque se le había reglado su pareja, pero que la vendía porque habían discutido”, recibió el pago de los 500 dólares.

Fraysón Castillo además contrató a una persona no identificada para que embaldosara la fosa donde semienterró a la víctima. 

El abogado Martín García, quien ejerce la defensa de Fraysón Castillo, no se opuso a la aceptación de la acusación por parte del juez Celso Urbina y reveló que el acusado se entregó a la Policía.

“Mi representado llegó cuatro veces a la Policía, pero el investigador que llevaba el caso nunca estaba para recibirlo”, señaló el abogado defensor Martín García.

Por los hechos antes narrados el juez Celso Urbina dictó prisión preventiva para  Fraysón Castillo y programó audiencia inicial para el próximo  12 de junio.