•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Fiscalía de Estelí acusó este miércoles a un hombre y dos mujeres originarios de Managua, de portar más de tres mil dólares falsos.   

Carlos Alberto López, de 21 años, Ingrid Melisa Hernández, de 25 y Solange Judith Larios Castillo, de 24, son las tres personas acusadas por este delito. 

Para demostrar la culpabilidad de los acusados, la Fiscalía propuso 10 testigos, entre ellos el comerciante Santos Silvio Guerrero González, quien asegura que el 23 de mayo los tres procesados compraron en su negocio con billetes falsos.  

Según Guerrero González, al percatarse de que los billetes eran falsificados se dirigió a la Policía Nacional a interponer la denuncia.

Tres personas son acusadas por este delito. Máximo Rugama/END

De acuerdo con el testimonio de Guerrero González, el mismo día que compraron en su negocio, los acusados también estafaron con dólares falsos a otros comerciantes de la zona.  

La titular del Juzgado de Distrito Penal de Audiencias, Alma Pino, ratificó la prisión preventiva para los acusados y los remitió a juicio oral y público, mismo que tendrá lugar el cinco de julio a las diez de la mañana.

Según la judicial, la Fiscalía  presentó suficientes medios de prueba, para que los tres acusados sean procesados. 

De acuerdo a la acusación, los implicados fueron detenidos, por efectivos de la Policía Nacional, cuando supuestamente circulaban de manera sospechosa por las cercanías del mercado Alfredo Lazo en el barrio del mismo nombre de la ciudad de Estelí, luego de ser alertados por comerciantes del sector, que habían sido estafados por los acusados.  

Al ser capturados y requisar la camioneta en la que se movilizaban  los acusados, la Policía encontró en la guantera una cartera color negro, en cuyo interior se encontraban 32 billetes de cien dólares falsificados y otra cantidad en moneda nacional, según la acusación.  

En la acusación también se detalla que en una cartera propiedad de Ingrid Melisa Hernández encontraron cuatro billetes de cien dólares y otra cantidad de dinero en moneda nacional.

Los abogados defensores de los acusados solicitaron a la juez que sus representaron enfrentaran el juicio en libertad, petición que no fue aceptada por la judicial.