• |
  • |
  • Edición Web

Carolina Pérez Méndez, quien involucró en el negocio ilícito de vender droga a su hijo de 17 años, se declaró culpable por tráfico interno de estupefacientes y portación ilegal de armas.

La acusada aceptó su culpabilidad ante la jueza Novena Distrito Penal de Audiencia de Managua, Karen Chavarría.

"¿Usted qué es lo que está aceptando?" preguntó la judicial a la mujer de 47 años, quien respondió: "Todo lo que dice la acusación".

Acto seguido la representación del Ministerio Público, pidió que Carolina Pérez sea sentenciada a 10 años de prisión y 500 días multa por tráfico interno de estupefacientes.

El órgano acusador pidió a la jueza Karen Chavarría que imponga un año y 100 días multa a Carolina Pérez por el ilícito de portación ilegal de armas.

Mientras que la Defensoría Pública solicitó las penas mínimas de cinco años por tráfico interno de estupefacientes y seis meses por portación ilegal de armas.

En lo relativo a las multas, la defensa de Carolina Pérez pidió las penas mínimas de 500 días por el tráfico de estupefacientes y 50 días multa por portación ilegal de armas.

La jueza Karen Chavarría, anunció que la lectura de la sentencia condenatoria se realizará el próximo 28 de junio.

La mujer que utilizaba a su hijo como “mula” para trasegar droga en pequeñas cantidades en los barrios de Managua.

Carolina Pérez fue capturada en su casa de habitación en un barrio del Distrito Uno de la Managua, el 6 de junio de este año.

Al momento del allanamiento la Policía encontró en la vivienda de Carolina Pérez 680 piedras de crack y una pistola que portaba de manera ilegal.

Mientras tanto, en un juzgado de adolescentes sigue el juicio por tráfico interno de estupefacientes, para el hijo de Carolina Pérez quien al igual que su madre fue capturado el 6 de junio, pero en un barrio del Distrito Seis de Managua.