• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La declaración de un hombre de 46 años, quien aceptó su culpabilidad por el delito de violación de una menor de 14 años, dejó al descubierto la complicidad de la madre de la adolescente para encubrir al acusado.

En la acusación presentada por el Ministerio Público, se indica que el acusado, abusó durante tres años de su hijastra y su pareja (madre de la menor) no lo denunció.

En el escrito acusatorio presentado ante el Juzgado Tercero Especializado en Violencia de Managua, se narra como la menor fue víctima de agresiones sexuales desde que ella tenía nueve años.

Según la acusación, en abril del 2014 el hombre abusó sexualmente de su hijastra cuando la niña tenía nueve años y se estaba bañando.

En esa primera vez la niña se quejó ante su mamá, pero ella no le hizo caso y por lo contrario la tildó de mentirosa, refiere la acusación fiscal.

En diciembre de ese mismo año, el violador confeso, abuso nuevamente de la menor y esta nuevamente se quejó ante su progenitora, quien en vez de protegerla la amenazó.

"Vos sos una chavala mentirosa", habría dicho la mujer a su menor hija y acto seguido le pegó con un mecate, según la acusación.

De acuerdo con la acusación, en abril del 2017, el hombre consumó la violación a pesar que la menor le suplicó que no lo hiciera porque ella era la hija de su pareja él le dijo: "A mí no me interesa que seas de mi mujer, vos tené relaciones sexuales conmigo porque yo te mantengo”.

Al igual que las dos veces anteriores cuando fue abusada sexualmente la menor informó a su mamá de lo sucedido, sin embargo, esta vez la madre no sólo le dijo mentirosa a su hijo si no que amenazó con matarla si delataba a su pareja con la Policía.

"Vos lo que querés es ver al hombre preso, pero ese gusto no te lo vas a dar porque si lo denuncias con la Policía yo te mato con mis propias manos" sentenció la mujer a su hija.

El calvario para la menor terminó luego de que le comentó a una tía los abusos a los que era sometida por su padrastro y esta lo denunciara ante las autoridades.

Este martes sobre el principio de oportunidad que establece la legislación penal, el acusado admitió su culpabilidad y la autoridad judicial le calificó los hechos como violación en menor de 14 años.

Una vez producido el fallo de culpabilidad, la Fiscalía pidió 20 años de prisión para el violador confeso y la defensa cinco.

Mientras tanto la madre de la víctima, sigue prófuga de la justicia porque tiene pendiente una causa por explotación sexual en el Juzgado Primero Distrito Especializado en Violencia de la capital.