• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El rivense Henry Moraga Acosta, de 32 años, fue asesinado a balazos la noche del pasado domingo, por el mismo hombre que hace 24 años también asesinó de la misma manera a su papá.

El crimen se registró a las 10:20 pm en la comunidad El Pilón del municipio de Belén, específicamente en el bar conocido como El Jicote.

El homicida fue identificado como Pedro Cano Barrios, de 48 años, quien tras cometer el crimen huyó del lugar y no regresó a su casa de habitación localizada en la comunidad de San Marcos, del municipio de Belén.

Marcelina Acosta, madre del ahora occiso, dijo que en reiteradas ocasiones le advirtió a su hijo que se cuidara de Cano, debido a que hace 24 años Cano Barrios asesinó a su marido.

“Por viejas rencillas amenazaba con hacer lo mismo con mi hijo, y por eso le decía que se cuidara de ese hombre", comentó Acosta.

Matan a balazos a hombre en Rivas / Imagen referencial / Archivo  El crimen se consumó cuando víctima y victimario coincidieron en el bar El Jicote, que tenía dos meses de haber abierto.

Los testigos señalan que al calor de los tragos inició una balacera, ya que Moraga también trató de ultimar a su rival con una pistola calibre 38, sin embargo, Cano fue más rápido y terminó propinándole tres disparos, entre ellos uno en la espalda, el cual perforó el pulmón derecho y le causó la muerte.

Los otros dos proyectiles atinaron en la parte superior del brazo derecho y el mentón.

El propietario del bar señaló que a la hora de los disparos todos los clientes salieron huyendo del lugar.