•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El manifestante Mario Javier Salinas, quien ha sido detenido en dos ocasiones por la Policía de León, denunció este miércoles ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), que las autoridades no le quieren regresar la motocicleta en la que viajaba la última vez que lo detuvieron.

Según Mario Salinas, además de no querer entregarle su motocicleta y estar dos veces presos, ha recibido constantes amenazas por haber participado en las protestas antigubernamentales.  

A Mario Salinas lo detuvieron por primera ocasión el 15 de mayo y luego el 19 de junio, en esta segunda detención fue liberado a los tres días. 

El manifestante denunció que luego de salir de la cárcel, presentó en la delegación policial de León, todos los documentos que lo acreditan como dueño de la motocicleta, sin embargo le dijeron que no se la regresarían. 

"Todavía no he terminado de pagarla, son tres años y solo llevo 14 meses de pago. Yo seguiré llegando a la estación y reclamando por lo que es mío", explicó Mario Salinas. 

Mario Salinas participó de manera activa en las protestas antigubernamentales desde que iniciaron en abril de año pasado, razón por la cual asegura que desde diciembre los parapolicías y la Policía le han dado seguimiento.

Según el manifestante, a inicios de este año, civiles encapuchados y armados llegaron a romperle las puertas de su casa y fue amenazado. También denunció que un oficial le advirtió que si seguía participando en las marchas y protestas, lo iban a encarcelar nuevamente a él y también a su esposa.  

Pablo Cuevas, asesor legal de la CPDH, señaló que interpondrán un recurso de amparo a favor de Mario Salinas, además destacó que cuando las autoridades incautan un bien, se debe entregar una constancia, de lo contrario a eso se le denomina robo.

Según Cuevas a una gran parte de las personas que han sido detenidas por participar en las protestas, la Policía no les regresó sus pertenencias.