• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Los hermanos Francisco y Pablo Bravo Rodríguez, fueron sentenciados a 27 años de prisión por la jueza suplente Sexto Distrito Penal de Juicio de Managua, Aracely Rubí.

En la sentencia condenatoria se les condenó a 25 años de prisión por asesinato agravado en perjuicio de su primo José Mercedes Hernández Bravo, a quien luego de asesinarlo de múltiples puñaladas, lo desmembraron y lo quemaron en un basurero.

La judicial además condena a los hermanos Pavón Bravo (Francisco y Pablo) dos años más de cárcel por profanación de cadáver.

En la resolución condenatoria se explica que los sentenciados deberán cumplir las condenas de manera sucesiva, iniciando por la más alta, es decir por el asesinato agravado cuya pena está fijada en 25 años.

Por este mismo crimen cuyo móvil fue el robo del celular que portaba la víctima (José Mercedes Hernández Bravo), también fue declarado culpable un adolescente, quien es sobrino de los sentenciados.

En la misma sentencia la jueza Aracely Rubí ordena el decomiso de los bienes utilizados por los condenados para la consumación del crimen y la posterior quema del cadáver entre los que sobresale la camioneta que utilizaron para trasladar el cadáver al basurero donde lo quemaron.

Para determinar la culpabilidad de los sentenciados, fueron determinantes los videos de cámaras de seguridad de un negocio cercano a la casa donde ocurrió el crimen, en el cual se observa a los tres inculpados subiendo el cadáver en la camioneta utilizada para trasladarlo al basurero donde lo quemaron.

La autoridad judicial también tomó pruebas contra los sentenciados de las manchas de sangre encontradas en la ropa y calzados de ellos, así como los mecates con manchas hemáticas correspondiente a la tipo sanguíneo de la víctima.

Otra prueba que pesó en contra de los sentenciados fue el testimonio de un comerciante del mercado Iván Montenegro, a quien el adolecente vinculado en el crimen le llegó a pedir que le desbloqueara el teléfono celular de la víctima para poderlo vender.