• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Los magistrados de la Sala Penal Especializada en Violencia del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM.), reafirmaron la condena de 12 años de prisión para una maestra suplente de un preescolar ubicado en el Distrito Tres, que abusó sexualmente a un niño de cuatro años.

"Se confirma en todas y cada una de sus partes, la sentencia condenatoria dictada por la jueza Sexto Distrito Especializada en Violencia de Managua", señaló la resolución del tribunal de segunda instancia.

El abogado defensor, Roberto Arévalo, al conocer la sentencia del TAM., dijo que le recomendará a la maestra presentar un recurso de revisión ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, (CSJ).

"Es mejor presentar un recurso de revisión y no casación, porque de esa manera, los magistrados de la Corte Suprema podrán valorar una prueba que la jueza de primera instancia no tomó en cuenta", explicó el abogado.

12 años de prisión para maestra que abusó a estudiante de 4 años en Managua. Archivo/ENDLos 12 años de prisión es la pena máxima que establece el Código Penal por el delito de abuso sexual y es la única que se puede imponer, cuando la víctima es un niño, una niña o un adolescente.

Hechos probados

En el juicio que concluyó con el fallo de culpabilidad y la posterior sentencia de 12 años de cárcel para la maestra de 32 años, la Fiscalía demostró que la profesora abusó sexualmente del menor en reiteradas ocasiones, cada vez que llevaba al menor a los servicios higiénicos del centro escolar.

Los abusos sexuales que habrían ocurrido entre agosto y noviembre de 2017, quedaron al descubierto cuando el niño comenzó a mostrar un comportamiento violento y con connotaciones sexuales en su casa, refirió la mamá del infante al declarar como testigo en el juicio.

"Cada vez que la mamá se sentaba al niño en las piernas, él hacía movimientos de cadera y la besaba en la boca", según dicta el documento acusatorio.

De acuerdo con la acusación, cuando la mamá preguntó al niño quien le había enseñado los movimientos de cadera y a besar en la boca, el menor respondió que aprendió cuando la maestra lo llevaba al baño y que ella le tocaba sus partes (genitales).