• Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La jueza de Distrito Penal de Audiencias de Estelí, Alma Pino Irías, ordenó que se le practique un examen psicológico a Emeric Lira Vanegas, de 38 años, quien es acusada por secuestro simple, luego de que el pasado 20 de junio, se robara un bebé de 19 días de nacido.

Los abogados defensores de Emeric Lira solicitaron a la jueza que se realizara el dictamen psicológico, alegando que su defendida presenta “un comportamiento anormal”, desde hace aproximadamente cuatro meses, cuando supuestamente sufrió un aborto.

En su resolución la jueza Pino Irías ordenó que se solicite al hospital primario del municipio de San Juan de Limay, de donde es originaria la acusada, entregar el historial clínico de Emeric Lira, para poder comprobar la versión de los abogados defensores.

Durante la audiencia inicial, los abogados alegaron que Emeric Lira, cada vez que mira un bebé cree que es el hijo que perdió. “Todos esos eventos de psicosis significan atenuantes para ella”, declararon los abogados.

Los defensores argumentaron que por falta de conocimiento sobre el caso, los familiares de la acusada no la sometieron a un tratamiento psicológico luego de que perdió al bebé.

Según la versión de la defensa, después de que sufrió el aborto, la mujer presentó episodios depresivos, los cuales se agravaron con el paso del tiempo.

Los defensores argumentaron que solicitarán los informes médicos del ginecólogo que atendió a Emeric Lira en el municipio de San Juan de Limay. Los abogados también solicitaron que la mujer pase el proceso judicial bajo arresto domiciliar, medida que no fue aceptada por la juez.

Por su parte la Fiscalía solicitó que se mantenga la prisión preventiva para la acusada.

La judicial remitió a la acusada a juicio oral y público, el cual programó para el próximo dos de agosto.

A Emeric Lira la capturó la Policía Nacional cuando pretendía tomar un bus desde Estelí hacia San Juan de Limay, la tarde del 20 de junio, luego de haberse robado el bebé de Darling del Carmen Dávila Guillén, de 20 años.

Madre de bebé robado en Estelí / Máximo Rugama

Según la madre del niño, conoció a Lira Vanegas, cuando dio a luz en el Hospital Regional Escuela San Juan de Dios, de Estelí, donde la mujer se encontraba internada, un día después de que diera a luz, Lira Vanegas le pidió que le regalara al niño, porque según le comentó, ella no podía tener hijos.

Después de que fue dada de alta la acusada llegó a la vivienda de la mamá del niño y le pidió posada. Después de dos días de permanecer en la casa, la mujer aprovechó Darling Dávila bañaba a su otro hijo de tres años, para robarse al bebé, ocultándolo en un bolso.

Darling Dávila se percató a los pocos minutos de que la mujer se había robado el niño e inmediatamente llamó a la Policía, quienes minutos más tarde capturaron a la mujer y recuperaron el bebé.