•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

A la bebé Hannah Zareth Videa Chávez, de dos meses de nacida, quien murió la mañana del pasado domingo en el hospital del niño "La Mascota", su victimario la lapidó con saña; así lo reveló la acusación presentada este miércoles por la Fiscalía. 

En la extensa acusación presentada por el  Ministerio Público ante el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, se narra que Axel Salazar, de 19 años, lanzó la pedrada que mató a la recién nacida a una distancia de 6.5 metros, cuando la bebé era sostenida en brazos por su mamá, Josseling Fabiola Chávez.

Según la acusación, Axel Salazar junto a otras personas que aún no han sido identificadas, atacaron a pedradas y con trozos de concreto la casa de Keybi Josué Videa, padre de la niña.

Como la vivienda está construida con láminas de pleiser, la familia tuvo temor de que las piedras penetraran al interior de la vivienda, razón por la cual decidieron salir en busca de refugio.

De acuerdo con la acusación, cuando Keybi Josué Videa y su pareja, Josseling Chávez, quien cargaba en sus brazos a la bebé, iban por un callejón oscuro, Axel Salazar les cortó el paso, poniéndose en la entrada del callejón, desde donde lazó la piedra que impactó en la cabeza de la niña.

Josseling Chávez, declaró que al ver a la niña ensangrentada, ella y su esposo le suplicaron a Axel Salazar que les permitiera llevar a la bebé un centro médico para que fuera atendida, sin embargo este se negó.

Entre las pruebas con las cuales el Ministerio Público respalda su acusación contra Axel Salazar está la declaración de siete testigos presenciales, incluyendo los progenitores de la niña.  

Los vecinos del lugar, quienes advirtieron a Axel Salazar que en la casa donde él y sus acompañantes lanzaban piedras y trozos de concreto, había un niño de tres años y una bebé de dos meses, también figuran entre los testigos presentados por el órgano acusador.  

Otra de las pruebas de la Fiscalía, es el dictamen médico legal, el cual refiere que la bebé Hannah Zareth Videa, murió a las 6:50 minutos de la tarde del domingo siete de junio, a causa de un trauma craneoencefálico severo, que le causó una hemorragia intracraneal, provocada por un golpe con un objeto contuso (piedra).

El acusado de matar a la niña, durante la audiencia preliminar se mantuvo con la mirada hacia el piso y llorando.

En la acusación se revela que el ataque a pedradas contra la casa de la pareja, fue un acto de venganza porque Keybi Josué Videa, instantes antes salió en defensa de dos de sus hermanos, quienes eran agredidos a puntapiés y fajazos por Axel Salazar y los otros sujetos de identidad desconocida.

En el documento acusatorio no se detalla las razones por que Axel Salazar había golpeado a los hermanos de Keybi Josué Videa.

El Ministerio Público acusa Axel Salazar por asesinato agravado y exposición de personas al peligro.

Por los hechos antes narrados el juez Abelardo Alvir Ramos, dictó prisión preventiva para Axel Salazar y le programó audiencia inicial para el próximo 17 de julio.