•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El juez del Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua, dictó prisión preventiva para Erling Calero Guido, de 25 años, quien es acusado de matar de una cuchillada a Maycol Alexander Leiva, de 21. 

En la acusación por homicidio aceptada por la jueza Karen Chavarría Morales, se indica que el crimen ocurrió en el barrio  "Hilario Sánchez Sur" la noche del pasado 9 de julio.

En la acusación de dos folios (páginas) se señala que el móvil del crimen fue la venganza por el supuesto robo de un teléfono celular que el acusado atribuyó a la víctima.

Un dictamen médico legal que respalda la acusación indica que la víctima murió a consecuencia de una cuchillada hecha arriba de la tetilla derecha, que le causó una hemorragia masiva.

La jueza Karen Chavarría programó la audiencia inicial a Erling Calero para el próximo 18 de julio.

Piden 49 y 50 años de cárcel por crimen y robo en bar Los Tocayos

Penas que oscilan entre los 49 años y 50 años de prisión pide la Fiscalía para Álvaro Domingo Torres y Juan Gabriel Martínez Obando, quienes fueron declarados culpables de los delitos de asesinato, asesinato frustrado, robo agravado, lesiones graves y portación ilegal de armas.

La petición de condena que sobrepasa la pena máxima que establece la Constitución, que es de 30 años de prisión fue hecha por la Fiscalía al juez Cuarto Distrito Penal de Juicio de Managua, Carlos Silva Pedroza.

En la audiencia del debate de la pena, la Fiscalía solicitó que Álvaro Domingo Torres y Juan Gabriel Martínez sean castigados con 22 años y seis meses de prisión por el asesinato perpetrado la tarde del 15 de septiembre del 2018, en el bar Los Tocayos en Bello Horizonte, en perjuicio de Víctor Canda Gutiérrez, uno de los dueños del negocio.

Por el delito de asesinato frustrado en perjuicio de Víctor Fuentes Flores, otro de los socios del referido negocio, el Ministerio Público solicitó 15 años de cárcel.

Bar los Tocayos en Managua / Archivo

La Fiscalía también pide que los inculpados sean sentenciados a cuatro años y seis meses de prisión por lesiones graves en contra de uno de los clientes del bar y siete más por robo agravado.

En el caso de Álvaro Domingo Torres, la representante del Ministerio Público pidió un año más por el ilícito de portación ilegal de armas y multa equivalente a 100 días del salario mínimo del sector industrial.

Mientras que los abogados defensores solicitaron penas mínimas para cada uno de sus representados que por los ilícitos antes mencionados totalizan 31 años.

Para que el juez Carlos Silva Pedroza  determinara la culpabilidad de los dos acusados, fueron determinante los testimonios de cuatro testigos víctimas, quienes al declarar en el juicio señalaron a los acusados y narraron en que consistió la participación de cada inculpado.

Al finalizar la audiencia del debate de la pena, la autoridad judicial anunció que la sentencia condenatoria será dictada en el plazo establecido por la ley que es 10 días hábiles.