• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Ministerio Público solicitó la pena de 25 años de cárcel para Sandor Bonilla Romero, de 23 años, quien el 6 de mayo mató a su amigo Carlos Noguera Wilson, supuestamente por robarle un beso a su compañero.

La petición del largo encierro en la prisión para Sandor Bonilla lo hizo la Fiscalía después de que la jueza Décimo Tercero Distrito Penal de Juicio de Managua, Fátima Rosales, lo declaró culpable del delito de asesinato.

"La prueba científica y el relato de los testigos, demostraron que Sandor Bonilla es culpable del delito de asesinato", expresó la judicial.

En otra parte de la resolución de culpabilidad, la judicial señala que el inculpado trató de evadir la justicia y lograr la impunidad culpando a un taxista.

En el juicio que concluyó la tarde de hoy viernes, declaró como testigo Bryan Sánchez González, quien supuestamente es compañero del acusado.

El testigo dijo haber estado con el acusado y con la víctima en una discoteca de Managua y luego en la casa de Sandor.

Sánchez González relató que en trayecto entre la discoteca y la casa del acusado, Sandor Bonilla discutió con la víctima porque le robó un beso.

"Yo iba en medio de ellos dos (Sandor y Carlos) en el asiento trasero de un taxi, mediando porque se iban dando de manotazos", narró el testigo.

Fiscalía pide 25 años de cárcel para Sandor Bonilla. Ernesto García/ENDEl testimonio de Bryan Sánchez lo corroboró el taxista Jhonny Ramírez, a quien Sandor Bonilla trató de inculpar por el crimen.

El acusado le dijo a los familiares de la víctima y a la Policía que el taxista le había quitado la vida a Carlos Noguera.

De acuerdo con el testimonio de Bryan Sánchez, la víctima se quedó en el porche de la casa y el Sandor Bonilla le invitó a pasar.

"Como a los 15 minutos de habernos acostado escuché dos golpe, busqué a Sandor y no lo encontré a mi lado y entonces me levanté y miré que estaba nervioso y acomodando el cuerpo de Carlos Noguera", relató el joven testigo.

Al amanecer del 6 de mayo, Bryan Sánchez se fue a su casa y fue hasta la noche de esa misma fecha que se enteró del deceso de quien le robó un beso cuando estaban en la discoteca.

Cabellos en trozo de mármol

Durante la investigación, la Policía encontró un trozo de mármol de lo que fue la mesa de espejo de "pata de león " con el cual Sandor Bonilla golpeó a la víctima en la cabeza.

El trozo de mármol donde fueron encontradas seis hebras de cabello de la víctima estaba a sólo cinco metros del lugar donde el inculpado dejó el cuerpo del fallecido.

Sandor Bonilla llevó al hospital Manolo Morales a la víctima a eso de las cuatro de la tarde del 6 de mayo del año en curso; pero ya fue muy tarde porque falleció 20 minutos después.