Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Vejez lo salva de la cárcel
Porque tiene 72 años y está enfermo, la juez Sexto Penal de Audiencias de Managua, Gertrudis Arias, le decretó medidas alternas a la prisión a Carlos Efraín Cervantes, quien ayer fue acusado por supuesta complicidad en el delito de explotación sexual infantil, pues supuestamente le facilitaba las condiciones a su hijo, Carlos Martín Cervantes, de 39 años, para que filmara a niñas y jovencitas desnudas. La fiscal Eyra Jirón solicitó a la juez que considerara la edad del imputado y que el hecho de que éste se presentó al juzgado al primer llamado judicial revela que tiene interés en enfrentar el proceso, lo que lo hizo merecedor de dos únicas medidas cautelares, entre ellas la prohibición de concurrir al sitio donde viven las víctimas, con quienes tampoco debe comunicarse. La audiencia inicial del juicio para el septuagenario será el 15 de junio a las nueve de la mañana.

Libre porque da el pecho
El próximo 13 de agosto, Winny Ferrey Obregón enfrentará juicio por posesión de 168 piedras de crack y una pequeña porción de la misma sustancia, pero en polvo. El siete de mayo la Policía allanó la casa de Ferrey Obregón, ubicada en el barrio El Pilar, con una orden de captura contra Wilmer y Luz Cabrera, momento en que los uniformados encontraron a la mujer dando pecho a un niño, inmediatamente le ordenaron que se separara del tiernito, y fue cuando observaron que tenía un frasco de película en cada mano, pero uno de ellos tenía la leyenda “Albendazol”, sin embargo su contenido no eran pastillas contra los parásitos, sino piedras de crack. También a la dama le ocuparon 723 dólares, celulares, un discman y otros objetos. Por decisión del juez suplente Sexto Penal de Audiencias, Marcos Suárez, la imputada se encuentra bajo medidas alternas a la prisión porque está lactando a su bebé.

“Mal guaro”
Aparentemente su “mal guaro” llevó a José Felipe Arraiza, de 53 años, a los juzgados, donde se tiene que presentar este once de junio para la audiencia inicial del juicio que se le sigue por homicidio frustrado en perjuicio de Rosa Argentina Arriaza Hernández. El 31 de mayo, el acusado se encontraba tomando licor con Carlos Hernández, en su casa, ubicada en Batahola Norte, cuando llegó el menor hijo de la víctima. Los dos hombres comenzaron a insultarlo. Presuntamente José Felipe se fue a su dormitorio y salió con un machete, con el que le propinó tres filazos a la víctima con dirección a la cabeza, pies y vientre, pero no la hirió, la mujer salió corriendo a la calle y dio aviso a la Policía. El juez suplente Marcos Suárez admitió la causa, le decretó el arresto domiciliar al señalado y le programó audiencia inicial para el once de junio.