• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Cristian Ronaldo Barahona Juárez, quien confesó haber matado a su tío de nueve puñaladas, fue condenado este lunes a 29 años de cárcel.

Según la acusación, el crimen ocurrió la noche del siete de mayo, en el municipio de Moyogalpa, en la Isla de Ometepe, luego de que Cristian Ronaldo Barahona de 29 años y su tío Eliud Cruz de 75, tuvieran una discusión por temas políticos sobre Cuba y Venezuela.

De acuerdo al documento acusatorio, Cristian Ronaldo Barahona llegó a eso de las 9:30 de la noche a la casa de su tío, quien lo invitó a tomarse una botella de licor. Una hora después inició la discusión que desató la tragedia.

Según la sentencia, cuando Cristian Ronaldo Barahona habló mal de la situación política en Venezuela y Cuba, su tío se enojó y lo corrió de la casa, posteriormente el ahora homicida confeso, se levantó de su silla, momento en que Eliud Cruz aprovechó para golpearlo por la espalda.

Al ser golpeado por su tío, Cristian Ronaldo Barahona se enfureció y sacó de la bolsa izquierda de su pantalón un cuchillo de 22 centímetros de largo, propinándole nueve estocadas.

De acuerdo con la acusación, después de apuñalarlo, Cristian Ronaldo Barahona dejó el cuchillo atravesado en el cuello de su tío.

Mientras el cuerpo de Eliud Cruz se desangraba, el sentenciado se quitó su pantalón que estaba manchado de sangre y se puso un short de la víctima.

Posteriormente se dirigió a la parte de la casa donde había una pulpería y se llevó 1,300 córdobas que estaban en una gaveta. A eso de las 10:40 de la noche Cristian Ronaldo Barahona se retiró de la vivienda y se trasladó a la casa de su conyugue, a quien le confesó el crimen, manifestándole que quería huir.

De acuerdo con la acusación, el sentenciado después de cometer el crimen también estuvo en un bar y en horas de la mañana del ocho de mayo se dirigió a la casa de su mamá, ubicada en la comarca Mérida, dónde también confesó que había cometido el crimen.

El cuerpo de Eliud Cruz se descubrió hasta las 10:30 de la mañana del nueve de mayo, cuando Matilde Cruz, hermana de la víctima, llegó a su casa porque le parecía extraño que la vivienda estuviera cerrada.

Al abrir la casa con una llave que ella tenía, Matilde Cruz encontró el cadáver de su hermano, que ya estaba en estado de descomposición. Horas más tarde la policía capturó a Cristian Ronaldo Barahona, quien se encontraba en la casa de su mamá.

Luego que el pasado 23 de mayo Cristian Ronaldo Barahona admitirá el crimen durante la audiencia inicial, este lunes el juez de Distrito Penal de Audiencias de Rivas, Sandro Francisco Pereira le leyó la sentencia condenatoria.