•  |
  •  |
  • END

MATAGALPA
El comisionado mayor Marlon Montano, jefe de la Policía departamental, confirmó que el agente Johonton José Martínez Tinoco, de 23 años, andaba en estado de ebriedad cuando disparó su arma de reglamento y terminó con la vida del joven Moisés Salomón Navarrete Sánchez, de 22 años.

Montano aseguró que el policía fue capturado y trasladado a Matagalpa, pues prestaba servicios en el municipio de Waslala, donde ya fue acusado por el Ministerio Público por homicidio.

La juez del caso ordenó una medida cautelar de presentación periódica, pero la Jefatura Departamental decidió tenerlo restricto, hasta que termine el proceso en su contra y se tomen medidas correspondientes.

El día que se registraron los hechos, el agente Johonton José andaba al frente de una patrulla compuesta por cuatros policías voluntarios, cuando disparó su arma de reglamento en contra de Navarrete.

Uno de los proyectiles se le alojó detrás de la nuca, por lo que Moisés Salomón fue trasladado al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, pero los médicos determinaron que nada había que hacer, y murió horas después en un hospital matagalpino.

Rápidamente se envió una comisión investigadora, que determinó que hubo mal uso del arma y otras situaciones anómalas que lo incriminan, por lo que fue detenido y se remitió el expediente a la Fiscalía, señalando que además del uso del arma y la indisciplina en la actuación del agente, hay que procesarlo por el delito cometido, lo que motiva que estén solicitando su baja deshonrosa de la institución policial, aseguró Montano.

Bebía en horas de trabajo
Johonton José Martínez Tinoco tenía dos años y medio de haber salido de la Academia Policial “Walter Mendoza”, y estuvo ubicado en los municipios de Paiwas, Río Blanco, Esquipulas y Waslala, donde tenía cuatro meses de trabajo. Dentro de su récord tenía dos sanciones, por lo que ya le venían dando seguimiento, debido a que siempre tomaba licor en servicio y disparaba el arma de reglamento que portaba.

El agente detenido aseguró a sus superiores que el día de los hechos recibió una llamada de denuncia por una riña que sostenían dos jóvenes, por lo que estaban alterando el orden público. Johonton se dirigió al lugar acompañado de cuatros policías voluntarios, pero al llegar encontró a Moisés Salomón Navarrete Sánchez y a Alejandro Cruz Zeledón, a quienes instó a que abandonaran el lugar e hizo dos disparo al aire.

Los jóvenes se alejaron. pero según el detenido, cuando iban a unos cuarenta metros, Moisés Salomón intentó regresar, por lo que hizo otro disparo, el que pegó en el adoquín y al rebotar se alojó en la nuca de Navarrete.

El comisionado Montano dijo que el agente aceptó haberse tomado dos cervezas antes de dirigirse al lugar donde se registró el homicidio, pero sus compañeros de patrulla han asegurado que se tomó más de seis cervezas, por lo que a la hora de cometer el homicidio andaba en estado de ebriedad.

El jefe policial finalizó señalando que no se permitiría que agentes estén abusando de su condición de autoridad para violar los derechos humanos, por lo que pondrán mano dura con los que cometan delitos contra los ciudadanos.