• Los Ángeles (EE.UU.) |
  • |
  • |
  • Edición Web

Una mujer fue sentenciada en California a cadena perpetua por el asesinato de su hija de tres años, que dejó por casi 10 horas encerrada en un auto hirviendo para "liberarla de demonios".

Angela Phakhin fue declarada culpable en junio de homicidio en primer grado y la sentencia fue anunciada el pasado viernes, dijo la fiscalía de Sacramento en un comunicado.

El prometido de Phakhin, Untwan Smith, también fue imputado en este caso pero aún no ha sido juzgado.

La pareja se mudó de Arkansas a California en febrero de 2016 y vivían en su auto, señalaron las autoridades.

En un período de dos semanas en junio de 2017, la pareja sometió a la niña, llamada Maiya, a temperaturas extremas de verano boreal.

En una oportunidad la dejaron en el auto por cuatro horas y media, y al día siguiente por nueve y media, que fue cuando murió, señaló la fiscalía.

"Después de la muerte de Maiya, Phakhin dijo al a policía que ella y Smith estaba tratando de liberar a la niña de demonios lujuriosos", añadió.

Phakhin y Smith fueron arrestados el 28 de junio de 2017 en Rancho Cordova, al norte de San Francisco, luego que su vehículo estuviera estacionado en un lugar prohibido.

Las autoridades requisaron el auto después de que el sistema arrojara que Smith tenía una orden judicial pendiente en Arkansas.

Fue en ese momento que encontraron a la niña fallecida, bajo unas cobijas en el asiento trasero del vehículo.