• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Amistades y excompañeras de clase de Winnie Mendoza, la nicaragüense de 21 años que fue asesinada por el esposo de su tía este viernes frente a su casa, en Miami, la recuerdan como “una persona dulce y hermosa con un corazón noble”, según medios estadounidenses.

Por esta razón, las amistades de la joven no creen en la versión que brindó Stephen Myers, de 44 años, el tío político que afirmó a la Policía que mantuvo una relación secreta por dos años con Mendoza.

“Cualquiera que haya pasado un tiempo con ella sabe que no era así”, escribió Abdiela Sanz en su página de Facebook, mientras que otros amigos y compañeros del Keys Gate Charter High School, donde Mendoza se graduó en 2015, estuvieron de acuerdo con lo que publicó Sanz, según el Canal 10 de Miami.

"Ella era realmente hermosa. Amaba a su familia y la familia era importante para ella. Simplemente no podemos creer lo que están diciendo sobre el asunto. Hay más en esta historia. Tiene que haberla", expresó una mujer que dice haber trabajado con Winnie en un supermercado y pidió a los medios de comunicación que no se revelará su identidad.

“Winnie Mendoza no era desleal”, añadió.

Homicidio en segundo grado

Entre tanto, Stephen Myres compareció este fin de semana ante el juez de circuito de Miami-Date, Ramiro Areces, de la División de Violencia Doméstica y fue acusado por los fiscales de homicidio en segundo grado, informaron medios locales.

Álvaro Zabaleta, detective de Miami-Dade, dijo ante los medios de comunicación que “es realmente lamentable que este individuo haya recurrido a la violencia”.

Según el departamento de la Policía de Miami-Dade, Myres confesó que le disparó a la joven. Los fiscales también tienen una confesión registrada y los detectives tienen el arma que creen que usó para matar a Mendoza, detalla la nota del canal estadounidense.

Amistades y excompañeras de clase de Winnie Mendoza, la nicaragüense de 21 años que fue asesinada por el esposo de su tía este viernes frente a su casa, en Miami. Foto Univision /END

Sin embargo, el mismo viernes Myres confesó a su esposa, Luisa Amanda Mendoza, de 34 años, que había matado a la hija de su hermana, Yessenia Mendoza, luego de haber tenido una discusión por celos con la joven, porque creía que Winnie había pasado la noche del jueves fuera de su casa, reveló la Policía.

“Estamos viviendo una horrible pesadilla”, dijo Yessenia Mendoza a NBC en español.

Myres dijo a la Policía que tiene dos hijos con su esposa, Luisa Mendoza y aseguró que tenía 2 años de mantener una relación amorosa con Winnie, quien aspiraba a ser enfermera y trabajaba en una farmacia.

La familia de Mendoza es originaria de Chinandega. Este sábado se realizó una misa en su honor en la capilla Nuestra Señora del Rosario.