•  |
  •  |
  • END

Dos dientes por 20 córdobas
Lésber Quintero / POTOSI, RIVAS
Dos hermanos que andaban en compañía de otro sujeto le propinaron una tunda al joven Norlan José Quintanilla, y todo porque éste no les quiso dar 20 córdobas. El incidente ocurrió a las cuatro y media de la tarde del siete de junio, en el asentamiento Ezequiel, del municipio de Potosí. En dicho lugar, Norlan José ingería licor con José Esteban Bello, y de manera repentina llegaron los hermanos Evert y Ricardo Mendoza, con Durler Rayo, quienes le pidieron los 20 córdobas a Norlan José y como la repuesta fue negativa, no dudaron golpearlo en la frente, el ojo izquierdo y hasta le desprendieron dos dientes.

Identifica caballo robado seis años después
Lésber quintero / TOLA, RIVAS
Un caballo que hace seis años fue robado de la finca Gloria, del municipio de Tola, fue identificado este seis de junio por su antiguo propietario, quien se asombró al ver que un equino que halaba un carretón era el mismo que le habían sustraído. Al identificar el caballo, Franklin José Mora denunció el abigeato ante la Policía y de momento lo que se conoce es que el cuadrúpedo está en poder de Léster Guido, quien dijo que se lo había regalado un italiano, pero la Policía continúa investigando la procedencia del animal.

Rateros aprovechan oscuridad
Lésber Quintero / RIVAS
Aprovechando la oscuridad por la falta de fluido eléctrico, sujetos desconocidos violentaron la ventana de un establecimiento ubicado frente al campo de béisbol del barrio San Rafael, de la ciudad de Rivas, para sustraer un televisor de 21 pulgadas, valorado en 6, 500 córdobas. El robo fue denunciado por Teresa Cubillo, quien detalló a la Policía que fue a las ocho y media de la noche que se enteró que se le habían metido a robar a su negocio, ya que a esa hora su hijo llegó y en medio de la oscuridad observó que la ventana estaba abierta.

Roban triciclo frente a bar
Lésber Quintero / RIVAS
Un triciclo valorado en 3, 900 córdobas fue hurtado cuando su conductor se encontraba ingiriendo licor en un bar del barrio Buena Vista, de la ciudad de Rivas. El afectado fue Roberto Antonio Manzanares, quien señaló a la Policía que llegó al bar en compañía de Juan Carlos Calero y que al salir del local, en horas de la noche del dos de junio, ya no lo encontró.

Tico lesionado denuncia a mujer pleitista
Lésber Quintero / PEÑAS BLANCAS, RIVAS
El costarricense José Feliciano Rodríguez Luna, de 22 años, resultó con quemaduras de primer y segundo grado, al recibir un “baño” de agua hirviente que le arrojó una mujer, a la cual identificó como Arelys Sánchez, quien aún no ha sido detenida por la Policía de Rivas, pese a que ya existe formal denuncia por lesiones graves. El afectado se encuentra internado en el hospital de Rivas, sin ningún familiar que le haga compañía, ya que aseguró que es originario de San José y que sus familiares desconocen lo que le ocurrió. José Feliciano agregó que el sorpresivo baño de agua caliente lo recibió la noche del 31 de mayo, cuando se encontraba acostado en una hamaca que instaló en el patio trasero de una agencia aduanera de Peñas Blancas para la cual labora como vigilante. Según José Feliciano, desde hace tres meses trabaja en dicho local para Cristian Lacayo, y esa fatídica noche llegó un hermano de su patrón con Arelys. Al ingresar a las oficinas, la pareja empezó a discutir, ya que andaban en estado de ebriedad, “y yo, para evitar problemas, decidí salir al patio trasero y me acosté en la hamaca, cuando de pronto Arelys salió con una olla y me arrojó el agua”, relató el lesionado. De acuerdo con el informe médico del hospital de Rivas, el tico resultó con quemaduras en el cuello, abdomen y el brazo izquierdo y según el doctor Wilfredo Aguilar, director de dicho centro asistencial, fue afectado en el 36 de la superficie corporal, pero permanece estable, aunque quedará con cicatrices de por vida y todo según el afectado porque Arelys lo señaló de estar escuchando la riña que ella sostenía con su pareja.

Roban en tienda “El Verdugo”

Tania Goussen / CARAZO
El almacén de electrodomésticos “El Verdugo”, ubicado frente al parque de Jinotepe, fue visitado por los delincuentes que cegaron la vista de los trabajadores y se lograron llevar un centro de entretenimiento, además del celular de una de las operarias. Por su parte, Bayardo Hernández, gerente de la casa comercial de electrodomésticos, dijo que tienen un gran problema frente al negocio, ya que las meretrices se colocan en el parque y atraen a delincuentes peligrosos que son expertos en robos, como los tres hombres recios, de tez blanca, que entraron al almacén para robar. “Hago un llamado a la Policía Nacional, porque éste es un punto traficado por un gran número de personas que también pueden ser perjudicadas con las diferentes modalidades de robos”, aseveró el denunciante. Por su parte las autoridades policiales, investigan este caso, ya que en días pasados, a pocos metros de este centro de compras, también fueron víctimas de los antisociales dos veteranas comerciantes.