• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Como anillo al dedo le cae a J.L.R.H, de 21 años, el refrán nicaragüense que dice: "Es mejor un mal arreglo que un pleito bien ganado".

Esto porque hoy logró un acuerdo con la Fiscalía, donde él se declaró culpable del delito de abuso sexual en perjuicio de su vecina de 23 años.

El acuerdo que solicitó el abogado defensor, Daniel Abascal Hernández, le permitirá a J.L.R.H sólo pasar cinco años en la cárcel y no trece.

Esto porque al declararse culpable del ilícito de abuso sexual, la Fiscalía desistió de la acusación por el delito de robo agravado.

De haber llegado hasta el final del juicio y ser declarado culpable por ambos ilícito, el joven de 21 años hubiese enfrentado una eventual condena de siete años de prisión por abuso sexual y seis por robo agravado para totalizar 13 años de cárcel.

Lo anterior significa que J.L.R.H se "ahorró" ocho años de encierro en la cárcel.

La Fiscalía y defensa lograron el acuerdo en la segunda audiencia del juicio, que se realizaba en el Juzgado Cuarto Especializado en Violencia de Managua.

Los hechos por los cuales J.L.R.H descontará cinco años en la cárcel acontecieron la madrugada del 8 de marzo en un barrio del Distrito Dos de Managua.

En el escrito acusatorio se explica que el ahora reo confeso junto con otro hombre, ingresaron hasta el patio de la casa de la víctima, donde bajo intimidación con un cuchillo, le manoseó los bustos, diciéndole palabras obscenas.

Tres condenados

Por otra parte, en el Juzgado Cuarto Distrito Penal de Juicio de Managua, tres hombres fueron sentenciados a cinco años y seis meses de prisión por un robo de C$ 60,000 en la sucursal de Unión Fenosa en Rubenia.

Los condenados por este atraco son: Henry Antonio Loásiga, Armando Garay Urbina y Holman Gutiérrez Vega.

En la sentencia dictada por el juez Carlos Silva Pedroza, se indica que los tres sentenciados deberán descontar cinco años en la cárcel por el delito de robo agravado y seis meses más por portación ilegal de armas.

El robo aconteció la tarde del 30 de abril del 2019.