•  |
  •  |
  • END

Narciso Tórrez Jarquín, de 77 años, se convirtió la noche del miércoles en la víctima número ocho que perece por accidente de tránsito en la Carretera Panamericana Norte en lo que va del año.

Juan Manuel Jarquín, yerno de don Narciso, declaró que su suegro pereció por el trauma que presentaba en la cabeza, y aunque fue trasladado al Hospital “Yolanda Mayorga”, del municipio de Tipitapa, fue imposible lograr que continuara con vida.

El accidente se produjo en el empalme San Benito, cuando Wilder José Romero, conductor del bus Wolkswagen, verde con blanco, placas M 1875, que cubre la ruta Managua-Nueva Guinea, circulaba en dirección sur-norte, su conductor desatendió las señales de tránsito y los límites de velocidad, lo que provocó el accidente que enluta a una familia.

“Nadie quiere matar a nadie, de eso estamos claros, pero a veces las cosas pasan, yo le dije al muchacho que se tranquilizara. Sé que él se siente mal y nosotros ni se diga, porque perdimos a un familiar”, aseguró Juan Manuel, quien por la tarde iba a reunirse con el abogado de Wilder, para ver si llegaban a un acuerdo.

El cuerpo de don Narciso fue trasladado al Instituto de Medicina Legal. Por su parte el subcomisionado Ezequiel Ellis Rubio, jefe de Tránsito de la Octava Delegación de Policía, hizo el llamado a todos los conductores para que manejen con precaución para evitar accidentes.

“Llamados a todos los conductores a que sean prudentes, que respeten las señales de tránsito, que no esperen ver a un agente para conducir con precaución, esa es una carretera internacional y a pesar que se hacen llamados, no hacen caso”, declaró el subcomisionado Ellis Rubio.

La vela de don Narciso se realizó en su casa ubicada en Monte Fresco, donde estuvo acompañado de sus 12 hijos que le sobreviven, su esposa Luz Marina Urbina y resto de sus familiares. El sepelio se iba a realizar hoy por la mañana, en San José de los Remates, Boaco, de donde era originario.