• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La jueza del Juzgado Primero Especializado en Violencia de Managua, Ingrid Betancourt, dictó la tarde del viernes prisión preventiva para J.L.L., de 23 años, por supuestamente abusar sexualmente a una menor, de doce años, entre marzo de 2017 y julio del 2019.

En el escrito acusatorio se narra que el 19 de marzo de 2017 la madre de la niña le celebró su cumpleaños número 10 y en la madrugada siguiente el hombre abusó de la menor.

La madre salió a eso de las cuatro de la madrugada para iniciar una nueva jornada laboral, dejando a su hija de 10 años y a su hijo de 7 años bajo el cuido de su padrastro, J.L.L, se indica en la acusación.

Tras diez minutos de que la mujer saliera de su casa, el acusado se dirigió a la cama donde dormía la niña para violarla por primera vez, refiere la acusación fiscal.

La Fiscalía señala que el sujeto J.L.L amenazaba a la niña con matar a su hermano si ella contaba a su madre sobre la violación.

El sujeto tenía una relación de dos años con la madre, tiempo en el que violó a la menor tres veces, señala el escrito acusatorio.

El primero de agosto de este año, el otro hijastro miró cuando el hombre manoseó a la niña.

Al verse descubierto por el niño, J.L.L. amenazó al menor de edad con matar a su hermana si lo delataba con su progenitora.

La Fiscalía respalda la acusación con dos dictámenes médicos legales en los cuales se confirma la violación y el daño psicológico que sufre la niña.

La jueza le programó audiencia inicial para el próximo 22 de agosto.

Según el anuario estadístico de la Policía Nacional, en 2018 se reportaron 509 denuncias por abuso sexual, de las cuales se resolvieron 470, en comparación con 2017, cuando hubo 290 denuncias menos.