• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Ministerio de Justicia y Seguridad Pública de El Salvador instruyó la tarde del miércoles a la Dirección General de Centros Penales (DGCP) que declare estado de emergencia por 15 días para una granja penitencial, tras la fuga del reo de nacionalidad nicaragüense José Antonio Aguirre Gutiérrez, de 36 años.

El hecho sucedió en Zacatecoluca, la ciudad más importante del departamento de La Paz, en el centro sur de El Salvador.

De acuerdo con un comunicado que compartió la DGCP, el nicaragüense cumplía una condena de 11 años por hurto agravado y robo.

Según datos de las autoridades de El Salvador, el proceso judicial contra el reo estaba a la orden del segundo Juzgado de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de Pena de la ciudad San Miguel, departamento del mismo nombre.

Las autoridades judiciales habían trasladado al reo a la granja penitenciaria el 23 de julio de este año y provenía del Centro de Detención Menor La Esperanza, en San Salvador.

No se brindaron detalles sobre el motivo del cambio de penitencial, tampoco especificaron cómo ocurrió la fuga del nicaragüense.

El nicaragüense cumplía una condena de 11 años por hurto agravado y robo. Archivo/END

El Ministerio de Justicia y Seguridad de El Salvador pidió a la Fiscalía General de la República que inicie de inmediato las investigaciones pertinentes para determinar las responsabilidades por la fuga del reo nicaragüense.

Por el momento, se ejecuta un fuerte operativo policial en la zona para proceder con la captura del reo.

Un inspector de la policía de El Salvador, quien no se identificó, dijo a la radio 102 Nueve que hay un trabajo en conjunto entre la Policía Nacional Civil (PNC) y las Fuerzas Armadas para ubicar al reo.

Las autoridades judiciales habían trasladado al reo a la granja penitenciaria el 23 de julio de este año. Archivo/END

Señaló que si se captura pasaría de nuevo a un penitenciario y será juzgado por la fuga, aumentando la posibilidad de sumar más años en el penitencial.

En relación con otros casos de nicaragüenses en El Salvador, el sitio web del canal de televisión salvadoreño, TVX, reportó que la policía arrestó esta mañana a cuatro mujeres en San Salvador.

A las nicaragüenses se le decomisó 32 loras que corresponden a una especie protegida por la ley salvadoreña.

Las detenidas son Jessica Marina Saravia Céspedes, de 36 años de edad; Paula Reymunda Silva, de 59 años; María Lucrecia Lainez Reyes, de 57; e Iveth Asís Guillen, de 50 años.

El nicaragüense cumplía una condena de 11 años por hurto agravado y robo. Archivo/END

Las autoridades dijeron que las mujeres serán remitidas por el delito de depredación de fauna protegida.

Según la nota del canal salvadoreño, dos equipos de la Delegación de San Salvador de la PNC, acudieron a ese lugar donde encontraron las aves.

Se presume que los animales los llevaron a El Salvador procedentes de Nicaragua, por un punto ciego no especificado, con la intención de venderlos en la capital salvadoreña, señaló el medio de comunicación.

El precio en El Salvador podría estar en los 100 dólares para el loro de copete amarillo, 60 dólares para las loras de pico negro y las loras de copete rojo.