• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un hombre de 34 años deberá responder ante la justicia por los delitos de violación agravada y abuso sexual de una adolescente de 14 años, de quien es tío político y padrino.

Los hechos por los cuales el hombre, a quien no se le revela su identidad para proteger la integridad de la adolescente, acontecieron en el año 2013 cuando la víctima tenías ocho años, según la acusación presentada por la Fiscalía.

En el escrito acusatorio presentado en el Juzgado Segundo Distrito Penal Especializado en Violencia de Managua, se indica que la agresión sexual ocurrió en la casa de la víctima, donde el acusado y su pareja, quien es tía materna de la niña, recibían posada.

El papá de la menor, quien estuvo presente en la audiencia inicial, relató ante la jueza Aleyda Iris, que se enteró de la violación que sufría su hija hasta en marzo del 2019, cuando la ahora adolescente le comentó lo sucedido a su hermano mayor.

"Yo estaba en la sala de mi casa cuando entró mi hijo de la mano con su hermana y me dijo que tenía que contarme algo muy delicado, que resultó ser la violación de la cual fue víctima mi hija", expresó el indignado padre.

El progenitor de la víctima, quien es gerente general de una empresa de alimentos, narró que al hombre que abusó de su hija, además de darle posada en su casa también le consiguió empleo en la empresa en la cual él labora desde hace 37 años.

La acusación del Ministerio Público está respaldada con los dos dictámenes médico legales.

Uno de los peritajes que usa la Fiscalía para respaldar su acusación, es el físico, donde se confirma la violación y el segundo es el psicológico, donde se indica que la víctima como consecuencia de la agresión sexual sufrida presenta un situación disfuncional; es decir que la menor está afectada en su salud mental.

Una abogada, quien es cuñada del acusado, al terminar la audiencia inicial aseguró que para el año en que supuestamente sucedieron los hechos (2013) el hombre no habitaba en la casa donde presuntamente sucedieron los hechos.

“Para el año (2013) en que supuestamente fue violada la niña en esa casa; él estaba alquilando en otra casa y tiene recibió de esa época", sostuvo la abogada, quien también es concuña del papá de la niña.

La jueza Aleyda Iris, quien hoy le aceptó a la Fiscalía todas las pruebas que tiene para demostrar en juicio la culpabilidad del acusado, también ratificó la prisión preventiva para el acusado.

El juicio contra el acusado por violación en prejuicio de menores será el próximo 23 de septiembre.