• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Familiares recibieron la madrugada de este jueves, en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, el cuerpo del nicaragüense Henry Ruiz López, de 45 años, quien murió en un operativo de la Fuerza Pública de Costa Rica la noche del lunes, 12 de agosto.

El nicaragüense falleció durante un operativo policial en un lugar llamado Parcelas de Villa Hermosa, ubicado a dos kilómetros de la frontera con Nicaragua, en la provincia de Alajuela, Costa Rica.

Freddy Manuel Ruiz López, hermano del muerto, declaró a un medio oficialista de Nicaragua que su familiarmurió de forma “cruel”, pidiendo auxilio.

Relató que su hermano transportaba un cargamento de pastas de dientes, consomé, cremas y sopas para comercializarlas y obtener ganancias.

"Tenía dos disparos, uno cerca de sus testículos y otro más debajo de la rodilla. Nosotros pedimos justicia, lo trataron como un perro", señaló Ruiz López.

Los familiares, originarios de Colón, municipio de Cárdenas, departamento de Rivas, no dieron más detalles sobre los funerales.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua condenó ayer el “uso excesivo de la fuerza y utilización indebida de armas de fuego” por parte de miembros de la Fuerza Pública de Costa Rica, que ocasionaron la muerte de Ruiz.

El diario costarricense La Nación señaló en una publicación que, según la versión oficial, 14 efectivos del Grupo de Apoyo Operativo (GAO) que estaban en trabajos de vigilancia recibieron información de que varias embarcaciones ingresaban mercadería de contrabando.

La nota expresa que a la once de la noche del lunes, 12 de agosto, los policías observaron cinco botes provenientes del sector fronterizo con Nicaragua hacia Upala, Provincia de Alajuela.

Los policías habrían dado la orden de alto y los ocupantes abrieron fuego, razón por la cual los policías respondieron, señala la publicación.

Tres de las embarcaciones se acercaron a los policías ticos, otra escapó y la última se detuvo a 100 metros.

En esa última embarcación iba Ruiz López, quien estaba herido.

Según la versión oficial, los policías llamaron a la Cruz Roja, pero al llegar al sitio, los socorristas dijeron que el sujeto estaba muerto.

Seguridad Pública de Costa Rica confirmó que los botes llevaban productos de contrabando, particularmente abarrotes.

El Gobierno de Nicaragua exigió las investigaciones y sanciones correspondientes para los oficiales que ocasionaron la muerte del nicaragüense en territorio costarricense y solicitó la liberación de las 5 personas que aún permanecen detenidas en Costa Rica.