• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Johnny Alexander Quiñónez, ha sido sentenciado a 22 años y seis meses de prisión por el delito de asesinato, en perjuicio de quien en vida fue el abogado Harold Contreras Rivera, a quien hirieron con perdigones de escopeta, la noche del 10 de marzo del 2018, cuando llegaba a la casa de sus suegros en el barrio Andrés Castro en Managua. El profesional del derecho falleció tres días después en un hospital de la capital.

En la misma sentencia dictada por la jueza Primero Distrito Penal de Juicio de Managua, Irma Laguna Cruz, se condena a Johnny Quiñónez a la pena de nueve meses de prisión por el ilícito de portación ilegal de armas, para totalizar 23 años y tres meses de privación de libertad.

Sin embargo, la jueza Irma Laguna establece en la resolución condenatoria que Johnny Quiñónez cumplirá las condenas de manera simultánea y esa la razón por la que podrá salir de la cárcel el 13 de junio del año 2040.

En la sentencia la judicial explica que no impuso la pena máxima de 25 años de prisión a Quiñónez, porque la Fiscalía no acreditó la existencia de antecedentes penales por parte del sentenciado.

10 años de cárcel por crimen de taxista

Por su parte, la jueza Décimo Distrito Penal de Juicio de Managua, Nancy Aguirre, sentenció a 10 años de encierro en la cárcel a Yelvin Medina Ojeda, a quien encontró culpable del delito de homicidio.

El crimen por el cual Yelvin Medina deberá descontar una década en la cárcel, aconteció la madrugada del 5 de febrero del 2019, cuando le quitó la vida al taxista Carlos García Amador.

En la misma resolución la judicial condena a Yelvin Medina a seis meses de cárcel por portación ilegal de armas de fuego y al pago de una multa de 13,100 córdobas, equivalente a 50 días del salario mínimo del sector industrial vigente.

Los 10 años de prisión impuestos a Yelvin Medina es la pena mínima que establece el Código Penal por el delito de homicidio.