• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Horas antes de que Yerol Josué Álvarez Rojas, de 28 años, intentara quitarle la vida a su expareja, Seylit Parrales Selva, de 26, la había amenazado con matar a su hija de un año y medio de nacida y a su mamá, así lo reveló la acusación por femicidio frustrado que presentó hoy la Fiscalía en los Juzgados de Managua.

En el extenso escrito acusatorio, se indica que horas antes de la agresión, Yerol Álvarez hizo dos llamadas telefónicas intimidatorias, en las cuales exigía a la víctima (Seylit Parrales) que regresara con él.

Seylit Parrales tenía un año de haberse separado de Yerol Álvarez, con quien tuvo una niña, producto de una tormentosa relación que duró dos años.

"Primero Yerol Álvarez llamó a Seylit de un número telefónico desconocido, diciéndole que si no volvía con él le mataría a su hija y a su mamá", refiere la acusación fiscal.

La segunda llamada fue hecha a las 7:30 minutos de la mañana, exigiéndole nuevamente que regresara con él y cómo ella se negó, Yerol Álvarez le habría dicho ´Sí no volvés conmigo yo te mato´", refiere el escrito acusatorio.

La acusación que presentó la Fiscalía contra Yerol Álvarez es respaldada por un dictamen médico, el cual indica que la víctima sufrió ocho heridas con una navaja en el cuello, tórax y abdomen.

Seylit Parrales continua hospitalizada / Oscar Sánchez De acuerdo con la acusación, las heridas que le provocó Yerol Álvarez a Seylit Parrales le causaron lesiones de segundo grado en el colon, intestino delgado y la glándula tiroides.

A consecuencia de las ocho heridas hechas con una navaja de 21 centímetros de largo, Seylit Parrales presentó un sangrado masivo, el cual puso en riesgo su vida, de acuerdo con el documento acusatorio.

"Las ocho heridas pusieron en peligro la vida de la persona examinada (Seylit Parrales)", indica la forense en su informe médico, presentado durante la acusación contra Yerol Álvarez.

Los hechos se registraron la mañana del lunes en el barrio El Recreo, cuando Yerol Álvarez ingresó por el techo de la vivienda mientras el papá de la víctima salió a trabajar.

El juez Tercero Especializado en Violencia de Managua, Edén Aguilar, ordenó una valoración psiquiátrica para Yerol Álvarez.

La pericia médica fue solicitada por la representante de la Defensoría Pública, quien también pidió un chequeo físico para Yerol Álvarez, por los golpes que recibió a manos de vecinos del barrio El Recreo, quienes salieron en defensa de Seylit Parrales, cuando Yerol entró por la fuerza a su vivienda y la agredió.

Por los hechos antes narrados el juez Edén Aguilar dictó prisión preventiva para Yerol Álvarez y le programó audiencia inicial para el próximo 29 de agosto.