•  |
  •  |
  • END

TOLA, RIVAS
Cuando tan solo habían transcurrido los primeros 20 minutos de 2008, un menor de diez años, originario del municipio de Tola, se convirtió en la primera víctima mortal de accidentes de tránsito en el departamento de Rivas, y quizás de toda Nicaragua.

La víctima, identificada por la Policía como Denis Alexander Castrillo Juárez, pereció tras ser arrollado en la entrada del municipio de Tola, por el taxi placas RI-317, que era conducido por Luis Francisco Calderón Jiménez, quien fue capturado media horas después por oficiales de la Policía.

De acuerdo con la versión policial, el pequeño Denis Alexander se encontraba en la carretera, del puente El Zopilote 500 metros al oeste, presenciando la quema de un muñeco que construyó su familia para despedir el año viejo, y a las 12:20 minutos de la madrugada Calderón Jiménez ingresó a Tola, proveniente de Rivas, y decidió pasar sobre el muñeco en llamas, sin percatarse de que al otro lado se encontraba el menor.

Según el comisionado David Jarquín, jefe de Seguridad Pública de la Policía rivense, el taxista homicida continúo su marcha, mientras que los familiares del menor le daban auxilio y lo trasladaron al hospital de Rivas, pero el intento fue inútil, ya que el niño falleció en el trayecto, convirtiéndose en la primera víctima de accidentes de tránsito de 2008.