• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un choque frontal entre una rastra cargada con más de quinientos quintales de azúcar y una camioneta dejó una persona muerta y tres heridas de gravedad la noche de este jueves en Estelí.

La víctima mortal es Genaro Alejandro Martínez Juárez, quien es originario de León y conducía el cabezal.

Luis Ángel Leiva Reyes, de 21 años, quien iba como ayudante del pesado automotor y también es oriundo de León, resultó con fracturas en sus piernas, en la región abdominal y golpes en ambas caderas al quedar atrapado entre la chatarra de cabezal.

Accidente de tránsito deja un muerto en Estelí / Máximo Rugama El joven fue rescatado por bomberos unificados y cruzrojistas de Estelí y después de ser sacado de los escombros presentó varios desmayos.

Según versiones preliminares de las autoridades y testigos del accidente, la rastra circulaba de sur a norte y al llegar al kilómetro 170 de la carretera que une las ciudades de Estelí y Condega, exactamente en la cuesta La Kukamonga, presentó fallas en el sistema de frenos por lo que el conductor perdió el control del pesado vehículo.

Al perder el control la rastra se volcó colisionado de frente con la camioneta que circulaba en sentido contrario (de norte a sur).

El accidente dejó tres personas lesionadas / Máximo Rugama La camioneta era conducida por Óscar Antonio Rodríguez Reyes, de 45 años, originario del departamento de Estelí, quien sufrió un trauma craneoencefálico y un trauma cerrado en la región superior del tórax.

Gloria Marina Moncada, de 39 años, quien viajaba junto a Rodríguez Reyes también sufrió un trauma craneoencefálico más un trauma facial.

Todas las personas lesionadas han sido ingresadas al Hospital Escuela Regional San Juan de Dios de Estelí.

El cadáver de Martínez Juárez también fue trasladado por las autoridades a la morgue del mismo hospital, para luego ser entregado a sus familiares.

Varias personas que transitaban por el lugar al ver el accidente se bajaron de sus vehículos para socorrer a los heridos.

“Con el señor que conducía el cabezal ya no había nada que hacer porque murió de forma instantánea. Al muchacho que quedó prensado lo único que nos quedaba era darle palabras de aliento, mientras llegaban los bomberos para que lo rescataran”, explicó Roger González, testigo del accidente.

En lo va del año los accidentes de tránsito han dejado 21 muertos en este departamento. En el 2018 hubo 40 decesos por esta misma causa.