• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

“Juancito”, a como bautizaron cariñosamente a un paciente que permaneció con identidad desconocida e inconsciente en el hospital de Rivas, falleció la mañana de este viernes tras permanecer en coma durante 85 días.

El hombre realmente se llamaba Miguel Ángel Conrado y había ingresado al hospital de Rivas la noche del 30 de mayo, luego de que, al parecer, lo atropellara un vehículo cuando caminaba por el sector del trapiche Méndez.

Por su estado de gravedad y las lesiones que presentaba en su cabeza, la dirección del hospital rivense lo remitió esa misma noche al centro asistencial Antonio Lenín Fonseca, de Managua, pero los médicos determinaron que el daño cerebral era irreparable.

Tras regresar a Rivas y ver que no aparecían sus familiares y que tampoco abría los ojos ni hablaba, las enfermeras bautizaron al paciente como “Juancito” y a través de una campaña que se viralizó en las redes sociales la ciudadanía rivense empezó a llevarle alimentos y otros artículos que se requerían para su cuido.

Los familiares de "Juancito", este viernes, tras su muerte. Lesber Quintero/END

La verdadera identidad de “Juancito” se reveló hasta el 25 de julio, cuando sus familiares, de Nandaime, se enteraron por medio de las redes sociales de que su pariente, Miguel Ángel Conrado, de 42 años, era quien permanecía en coma y con identidad desconocida en el hospital rivense.

Juana Mercedes Mercado relató a El Nuevo Diario que su hijo murió a la 7:30 am de este viernes en su casa de habitación, ubicada en San Jorge, “porque desde hace 28 días ya lo habían dado de alta en el hospital porque clínicamente ya no había nada qué hacer. Le habían declarado muerte cerebral ”, explicó.

Sus familiares de Nandaime son quienes informaron a Mercado de la situación de su hijo, mediante la red social Facebook.

Conrado era originario de Nandaime, pero habitaba en Costa Rica, según relató su mamá, quien considera que su hijo también pudo haber sido agredido por desconocidos.

“La versión que hay es que lo atropelló un vehículo, pero creo que a lo mejor fue que lo golpearon brutalmente hasta dejarlo inconsciente, pero hasta el momento la policía no ha esclarecido qué fue lo que sucedió a mi hijo”, afirmó.

A la vez, reveló que en la Semana Santa de 2018 recibió la última visita de su hijo en San Jorge.

Lo último que supo de él es que andaba por el balneario de San Jorge, en compañía de un hombre.