• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un hombre de 60 años, señalado de violar a sus dos hijastras de 10 y 12 años quedó este domingo en prisión preventiva por decisión del juez Tercero Distrito Especializado en Violencia de Managua Edén Aguilar, quien aceptó la acusación presentada por el Ministerio Público.

Según la acusación, a las niñas las violó su padrastro en varias ocasiones, entre mayo de 2018 y agosto de 2019.

En el extenso escrito acusatorio se indica que el acusado habría utilizado como perfume un extraño brebaje para "crear dependencia en las víctimas".

Las violaciones de las menores ocurrieron en dos cuarterías ubicadas en un barrio del Distrito VI de Managua.

La primera víctima fue la niña de 12 años contra quien el acusado comenzó a cometer el delito de abuso sexual, a partir de marzo de 2018.

Según la acusación, desde esa fecha el hombre se cruzaba a la cama de la niña en horas de la madrugada para manosearle sus partes íntimas.

El 18 de mayo de ese mismo año, el sexagenario consumó la violación, aprovechando que la mamá de las víctimas (su pareja) se había quedado dormida “porque estaba ebria”, refiere la acusación fiscal.

Después de la violación a la niña de 12 años, la mamá de las menores se separó del acusado, debido a que este le daba maltrato, sin embargo, aún desconocía que había violado a una de sus hijas.

Un mes después de haber violado a la niña de 12 años (junio de 2018) el reo comenzó a acosar a la hija menor de su pareja, quien tenía 10 años. El hombre citaba a la niña en un parque del Distrito VI de Managua, detalla la acusación.

El 24 de diciembre de 2018 el acusado invitó a cenar a la niña de 10 años a una comidería, estando en ese lugar se sacó de una de las bolsas del pantalón un líquido que dijo ser “perfume”, el cual después de frotárselo en las manos lo pasó en el rostro de la niña.

Según la acusación, después de que el hombre la roció de ese brebaje, la niña se sintió adormecida, situación que aprovechó el acusado para llevarla a la habitación donde él vivió y la violó.

En el documento acusatorio también revela que el hombre amenazaba a las niñas con matar a su mamá y a su abuelita materna para que las menores no lo denunciaran.

El juez Edén Aguilar, al dictar la prisión preventiva para el acusado señaló que los hechos son graves.

"El acusado se valió del estado de vulnerabilidad de las víctimas en razón de su edad (10 y 12), pobreza, bajo nivel escolar y una insipiente relación familiar", dijo el juez.

Los hechos han sido calificados provisionalmente como violación en menor de 14 años, abuso sexual y lesiones sicológicas.

La audiencia inicial contra el acusado se realizará el próximo 2 de septiembre.