• Estelí y Managua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El sol ni siquiera había empezado a quemar la piel cuando la pareja de médicos compuesta por Gabriela Martínez y Alfredo Hernández eran trasladados de emergencia al Hospital Escuela César Amador Molina, en Matagalpa, tras colisionar su carro de frente contra el vehículo que conducía el pastor evangélico Harry Ríos Bravo.

El accidente de tránsito ocurrió a eso de la 7:40 am del sábado en el kilómetro 117 de la carretera panamericana que une a Matagalpa y Sébaco.

Los médicos Martínez y Hernández murieron poco después del brutal impacto.

Vecinos de la zona donde ocurrió el choque los llevaron al hospital de Matagalpa, pero las dos personas fallecieron por las lesiones que sufrieron.

En la escena del accidente de tránsito muchos no creían lo que miraban: Tras el fuerte impacto, uno de los vehículos (sedán) quedó sobre la barda de seguridad y el otro quedó sembrado en medio de la carretera, con la parte delantera hecha chatarra.

En ambos automotores había mucho vidrio roto y otras partes de los carros quedaron regadas en el suelo.

A ambos lados de la vía empezaron a formarse largas filas de vehículos.

Al pastor Ríos Bravo, quien iba con su esposa y sus dos hijas, vecinos los llevaron al hospital de Matagalpa y preliminarmente se dijo que estaban fuera de peligro.

No están claras las circunstancias del accidente de tránsito. Hasta la noche del sábado la Policía Nacional no había emitido un informe.

Matagalpa es el segundo departamento, solo superado por Managua, donde los accidentes de tránsito dejaron más muertos el año pasado: 89, de acuerdo con cifras del anuario estadístico de la Policía Nacional.

Así quedaron los carros tras el choque en Matagalpa, que dejó dos muertos. Cortesía/END

En ese departamento, ubicado al norte de Nicaragua y reconocido por ser un gran productor de café, hubo 1,417 accidentes de tránsito el año pasado.

Corre la sangre en Estelí

Este mismo sábado por la mañana, pero en Estelí, otro choque frontal, esta vez entre motociclistas, dejó a dos muertos y a dos personas heridas, incluida una de gravedad.

La escena de la tragedia es el kilómetro 159 de la carretera panamericana que une a Condega con Estelí.

Allí murieron los jóvenes motociclistas Jefrie Alexander Calderón Ruiz, de 21 años, y Fernando José Lagos Midence, de 22 años; mientras que Elieth Sayonari Zelaya Rugama, de 20 años, está herida de gravedad.

Las primeras versiones indican que el conductor de una de las motocicletas intentó aventajar, con tan mala suerte que chocó de frente con la otra, que iba en sentido contrario, dejando como saldo dos muertos y dos heridos, una de gravedad (Zelaya Rugama).

De la gran fuerza del impacto, una de las motocicletas explotó, constataron vecinos.

Los cuerpos de los ocupantes de ambas motos quedaron tendidos sobre la calle. Se conoció que al menos una de las víctimas iba sin casco.

Una de las motos explotó, tras el choque en Estelí. Máximo Rugama/END

Estelí registró el año pasado 811 accidentes de tránsito, con un saldo de 33 muertos, según informes de la Policía Nacional.

Este lunes la Policía Nacional brindará su reporte semanal de los accidentes de tránsito en Nicaragua.

Para la semana del 19 al 25 de agosto, la última de la que se tiene un informe oficial, la Policía Nacional registró 686 choques, los cuales dejaron 17 muertos y 40 lesionados.

De los 17 fallecidos, 10 eran conductores, 5 pasajeros y 2 peatones, según el informe oficial.

En Nicaragua los accidentes de tránsito se consideran un problema de salud pública.