• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El juez de Distrito Penal de Audiencias de Rivas, Sandro Pereira Chávez, admitió el jueves la acusación en contra de seis jóvenes de la ciudad de San Juan del Sur, señalados por el Ministerio Público de comercializar cocaína y por tenencia, fabricación y tráfico de armas de fuego, incluyendo fusiles de uso restringido.

Según la acusación presentada por la fiscalía, los acusados responden a los nombres de Maxlevis Prado Ponce, de 20 años, David Gabriel Bermúdez Obando, de 21, Manuel Antonio Ponce Monge de 23, Ana Yanci Duarte Zamora, de 25, Saraí Herrera Rivera de 27 y Víctor Oswaldo Ponce, el único que aún no ha sido capturado por la Policía.

Los hechos

La fiscalía señala en su acusación que David, Manuel, Maxlevis y las dos mujeres fueron detenidos el primero de septiembre en el sector de la entrada a la playa El Remanso, localizada al sur de la ciudad de San Juan del Sur.

Los cinco jóvenes se movilizaban de sur a norte en un vehículo blanco, placa M 293905, y al pasar a las 5 de la mañana, de la entrada a playa El Remando 200 metros al norte, fueron detenidos en un retén policial y al no portar documentos de identificación fueron retenidos y trasladados a la unidad policial de San Juan del Sur y en la requisa les encontraron 4 pistolas 9 milímetros, un fusil Ak, otro modelo AR-15 y un kilo de cocaína.

En la requisa les encontraron 4 pistolas 9 milímetros,  un fusil Ak, otro modelo  AR-15 y un kilo de cocaína. Archivo/END

Según el expediente judicial, las armas estaban ocultas en la cajuela del vehículo, junto con un taco rectangular envuelto en una sábana que contenía la cocaína.

El vehículo era conducido por Manuel Antonio Ponce Monge, pero pertenece a su primo Víctor Oswaldo Ponce, y según la fiscalía los seis jóvenes tenían un plan preconcebido de manera conjunta para la comercialización de la cocaína y el traslado de las armas.

La acusación detalla que Manual había prestado el vehículo a su primo desde el 30 de agosto con la finalidad de lograr el traslado de la droga y las armas, y que mediante información que obtuvieron lograron enterarse que David era el que guardaba el fusil Ak y una pistola cerca de la playa El Remanso.

A Maxlevis se le señala de ser el responsable de recibir el taco rectangular de cocaína y Saraí “era la persona que realizaría la vigilancia de la entrega de la droga, mientras que la acusada Ana Yancis se encargaba de guardar el arma AR- 15 y dos pistolas”, dice la acusación.

Audiencia

También se revela que los 5 jóvenes habitantes de San Juan de Sur se habían reunido la madrugada del primero de septiembre en la entrada a playa El Remanso, a fin de realizar el traslado de la droga y las armas al sector de la comunidad de La Virgen, del municipio de Rivas.

El judicial, tras escuchar el relato de los hechos, admitió la acusación y programó la audiencia inicial para el 20 de septiembre.

Los seis fueron acusados como coautores de los delitos de tráfico de drogas en la modalidad de comercialización, tenencia ilegal de armas de fuego o municiones y por fabricación, tráfico, tenencia y uso de armas restringidas artefactos y explosivos.