• Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Tres hombres admitieron este martes ante una jueza en Estelí que mataron a puñaladas y golpes a un futbolista aficionado, y lesionaron y asaltaron a un sobrino de la víctima, la noche del 30 de mayo.

Marcos Antonio Rivera Gutiérrez, de 23 años y conocido como “La Chelona”; Yáder Josué Castillo Rizo y Harold José Jirón Rayo son las personas que admitieron el crimen, luego de que el juicio se suspendiera en varias ocasiones por falta de testigos.

La víctima es Huberth Antonio Hudiel Rocha, un futbolista aficionado, docente y laboratorista, quien el pasado 30 de mayo por la noche, junto con su sobrino, Yoheman Gómez Figueroa, iba a comprar la cena, pero sufrieron el ataque.

Hudiel Rocha tenía 29 años cuando lo mataron. El relato de los hechos indica que primero le robaron el teléfono celular, dinero y objetos personales, y luego lo mataron a puñaladas y golpes.

Su sobrino, Gómez Figueroa, también sufrió el asalto y una golpiza, aunque sobrevivió.

El crimen ocurrió en el barrio “El Calvario”, de la ciudad de Estelí.

Rivera Gutiérrez, alias “La Chelona”, es señalado por la fiscalía y el acusador privado, Edgard Arauz, de ser autor del delito de homicidio en concurso real con robo agravado en perjuicio de Hudiel Rocha.

Los testigos dicen que apuñaló a Hudiel Rocha al menos tres veces en la región izquierda del tórax, afectando varios órganos, como el corazón y los pulmones.

Yáder Josué Castillo Rizo y Harold José Jirón Rayo son señalados por ser coautores del delito de homicidio y robo agravado en perjuicio de la víctima y de su sobrino.

La jueza Elízabeth del Carmen Corea Morales. Máximo Rugama/END

Según la acusación del Ministerio Público, antes de matar a Hudiel Rocha, este y su pariente sufrieron varias agresiones del trío de señalados.

En concreto, los hombres golpearon a las víctimas con sus puños y pies, y les robaron sus teléfonos celulares, billeteras (conteniendo 1,570 córdobas), licencia de conducir, seguro de su motocicleta, cédula de identidad y otros documentos de uso personal.

Yoheman Gómez Figueroa (21 años), quien resultó con lesiones en sus brazos, ha sido el testigo principal para esclarecer este hecho.

La jueza de distrito penal de juicio, Elízabeth del Carmen Corea Morales, programó la audiencia especial de debate de pena para el 11 de septiembre, a la nueve de la mañana.

Varios miembros de la familia doliente, entre ellos Harry Gómez, tío del difunto Huberth Antonio Hudiel Rocha, y padre de Yoheman Gómez, pidieron a la jueza Corea que califique el delito como asesinato, porque consideran que los señalados actuaron con alevosía, ventaja y saña.

El abogado Edgard Arauz. Máximo Rugama/ENDLeonel Antonio Hudiel González, padre del fallecido, dijo que los autores del crimen pudieron observar y organizar el crimen, porque se encontraban en una parte alta, desde donde siguieron la pista a las dos víctimas, desde que salieron de su casa.

Aquella noche del 30 de mayo, las dos víctimas estaban a media cuadra de su casa sufrieron el brutal ataque.

Edgard Arauz, abogado acusador privado adherido al Ministerio Público, señaló que también solicitará a la judicial Corea, por mandato de la familia doliente, que los tres señalados sean condenados por los delitos de asesinato y robo con intimidación agravado.