• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Tras dos semanas de la muerte del prestamista Mateo Efraín Saballos, de 95 años, a quien le quitaron la vida en su propia vivienda, su hijo Silvio Saballos, de 59 años, pide a las autoridades policiales una investigación de los hechos ya que hasta el momento ninguna persona procesada por este crimen.

De acuerdo con Silvio Saballos, el día del asesinato, su papá estaba dormido en su cuarto y desconocidos forzaron las puertas de la vivienda para ingresar al inmueble.

Los desconocidos además de matar al anciano se robaron 25,000 córdobas que estaban en la vivienda.

La víctima era muy reconocida en Rivas, debido a que por mucho tiempo se dedicó al área de la construcción como contratista y desde hace más de 20 años se dedicaba al negocio de prestar dinero.

Al prestamista Mateo Saballos lo mataron la madrugada del 24 de agosto y según el dictamen de Medicina Legal murió a causa de una asfixia mecánica.

El dictamen forense también reveló que el anciano forcejó con sus asesinos, quienes lo tomaron por el cuello hasta estrangularlo.

Según Silvio Saballos la Policía de Rivas detuvo a tres personas por el crimen de su padre, pero estas personas fueron dejadas en libertad al no existir pruebas en su contra.

Los desconocidos además de matar al anciano se robaron 25,000 córdobas que estaban en la vivienda. Lésber Quintero/END

"Lo que más deseo en este momento es que la Policía haga su función y esclarezca el crimen de mi papá”, expresó Silvio Saballos.

Aunque Silvio Saballos vive contiguo a la vivienda en la que habitaba su papá asegura que el día del crimen no vieron una situación extraña.

Las personas a las cuales el anciano les rentaba habitaciones dentro de su vivienda tampoco lograron observar lo ocurrido.

Dos de las personas que rentaban en la vivienda de Mateo Saballos estaban entre las tres detenidas como sospechosas del crimen, sin embargo ha sido dejadas en libertad al no existir pruebas en su contra.