• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El asesinato del taxista Henry Álvarez, de 47 años, quedó gravado en cámaras de seguridad de los negocios cercanos a la escena del crimen, ocurrido en el barrio Venezuela de Managua.

Los siete videos son parte de las pruebas con las que la Fiscalía podrá demostrar en juicio la culpabilidad de José Membreño Dávila y Sergio Avilés Baldelomar, señalados como coautores del asesinato.

En tres de los videos ofrecidos como prueba por el Ministerio Público, se observa a los acusados discutir con la víctima (Henry Álvarez) mientras el taxi sigue en marcha.

El órgano acusador también podrá presentar como prueba en el juicio otros cuatro videos donde se mira a José Membreño y Sergio Avilés alejándose del taxi, donde quedó el cuerpo sin vida de Henry Álvarez.

En el juicio cuya fecha será establecida por el juez sentenciador la Fiscalía presentará el testimonio de tres testigos presenciales del crimen que aconteció la noche del 22 de agosto del 2019 en una calle del barrio Venezuela en Managua.

Los tres testigos dirán en juicio que después de escuchar la detonación de un arma de fuego vieron bajar del taxi que conducía Henry Álvarez a José Membreño empuñando una pistola en la mano derecha.

Henry Álvarez. ARCHIVO/END.

Estos mismos testigos dirán en juicio que vieron a Sergio Avilés quedarse dentro del taxi "como quien buscaba algo".

También será presentado como testigo un taxista, a quien Sergio Avilés le solicitó sus servicios para pedirle que lo trasladara a la Colonia Primero de Mayo.

Este testigo expresara en el juicio que la noche del crimen Sergio Avilés abordó el taxi, sudoroso y nervioso cerca de la Clínica Don Bosco y que le pidió lo llevará a la colonia antes mencionada "porque lo iban siguiendo para robarle”.

ARCHIVO/END.

Entre los testimonios que el juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, Abelardo Alvir Ramos le aceptó al Ministerio Público presentar como pruebas el día del juicio, están los testimonios de dos vecinos de Mario Weelki Centeno, a quien la Fiscalía señala de haber escondido la pistola nueve milímetros con la que José Membreño habría quitado la vida al taxista Henry Álvarez.

Estos testigos que son un matrimonio van a decir en juicio que la noche del 22 de agosto Mario Weelki llegó a la casa de ellos en la Colonia Primero de Mayo y que les pidió le permitieran ingresar a un cuarto para cambiarse de ropa.

Según la acusación, Mario Weelki en la casa de sus amigos dejó una bolsa color negro con una camiseta blanca que se quitó y una pistola.

Ernesto García/END.

Como prueba científica que incrimina a los tres acusados la Fiscalía ofreció las pruebas de productos nitrados o parafina.

Las referidas pruebas indican que la Policía encontró residuos de pólvora en los dorsales y antebrazos de los tres acusados.

La Fiscalía también ofreció como prueba las 60 bolsitas con polvo blanco que presuntamente es cocaína y que fueron encontradas en el taxi y por lo cual la Policía sospecha que el asesinato del taxista es un crimen que está vinculado con el narcotráfico.

Al final de la audiencia inicial el juez Abelardo Alvir ratificó la prisión preventiva para los tres acusados.