•  |
  •  |
  • END

Juez ordena que le saquen la sangre a violadores
El juez suplente Quinto Penal de Audiencias, Felipe Jaime Sandoval, autorizó que los forenses del Instituto de Medicina Legal le extraigan muestras de sangre o saliva a los acusados Róger Alberto Somarriba, de 23 años, y Wilfredo Somarriba Rivera, de 22, para hacerles la correspondiente prueba de ADN, a fin de determinar si los fluidos corporales encontrados en la vagina de una víctima de violación coinciden o no con la muestra que les van a tomar. Según la acusación que presentó la Fiscalía, a las cero horas del 31 de diciembre, la víctima, de 26 años, iba caminando rumbo a su casa, después de salir de su trabajo, en la Zona Cinco de Ciudad Sandino, cuando fue interceptada por los dos acusados y dos sujetos más, quienes armados de machetes y cuchillos la intimidaron, Róger Somarriba presuntamente le colocó un machete en el cuello mientras el otro imputado le robaba un celular valorado en 450 córdobas, un reloj de 150 y 482 córdobas en efectivo, además de un par de aretes de plata y un lápiz de ceja café. Luego la obligaron a caminar hacía el muro trasero de una vivienda, y presuntamente le tocaron los pechos, la tiraron al suelo, la desnudaron y uno a uno la abusaron vaginalmente hasta llegar al clímax. Luego se fueron, pero uno de ellos le gritó a la víctima: “Esto es una pasada de cuentas”. Producto del salvaje acto, según el dictamen médico, la víctima tiene estrés postraumático, es decir, una lesión síquica grave, aparte de las señales de violencia sexual que aún presenta en su cuerpo, como son huellas de sigilación en sus pechos, equimosis y desgarro en el himen. La audiencia inicial de este juicio por robo y violación agravada será el nueve de enero, a las once de la mañana.

Tiene cara de niño, pero…
Aunque Melvin José Obando Rivera tiene cara de niño y dice tener 17 años, el juez Décimo Penal de Audiencias, Norge Rivera, admitió la acusación que la Fiscalía presentó en contra del muchacho por la autoría del robo de una motocicleta. La audiencia inicial del juicio será el siete de enero a las once de la mañana, mientras llega esa fecha el imputado permanecerá en prisión. Según la acusación fiscal, el 22 de diciembre el señor Ricardo José Mendoza, de 30 años, iba para su centro de trabajo (Asociación para el Fomento del Desarrollo en Nicaragua), a bordo de su moto Yamaha, valorada en 58 mil 275 córdobas, pero al llegar a los semáforos de Villa “Rafaela Herrera”, media cuadra abajo, el motociclista detuvo su marcha porque estaba estacionado un bus, momento en que el acusado y un hombre desconocido lo interceptaron. Obando aparentemente amenazó a la víctima con un revólver, mientras el otro lo apuntaba por detrás para obligarlo a entregar la moto, pero como Mendoza se resistió, Melvin José le habría dado un golpe con la cacha del revólver en el casco y le puso el arma en el pecho, por lo que el afectado, temiendo por su vida, no tuvo más remedio que bajarse del medio de transporte. Después los asaltantes huyeron en la moto.