• Masaya, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, Abelardo Alvir Ramos, dictó la tarde de lunes prisión preventiva para Kevin Antonio Delgado Zamora, de 18 años y Eliseo de Jesús Castro Baltodano, de 55; a quienes la Fiscalía los acusa de fabricar bombas artesanales.

En la acusación que presentó el Ministerio Público se indica que la Policía Nacional capturó a los dos acusados el pasado 12 de septiembre en el costado oeste del parque de la Villa Miguel Gutiérrez (antes conocida como colonia Villa Esperanza y Reconstrucción), en el Distrito VI de la capital.

Delgado Zamora es estudiante de quinto año de secundaria y Castro Baltodano es contratista, a ambos se le programó audiencia inicial para el próximo 3 de octubre.

Según la Fiscalía, al momento de la detención, agentes de la policía les decomisó una mochila color negro; en la que se encontró un envase plástico (botella) de dos litros y un rollo de papel de aluminio.

La botella plástica contenía un líquido amarillo que resultó ser ácido muriático, según el documento acusatorio del Ministerio Público.

Cabe mencionar, que la calificación jurídica de la fabricación de bombas artesanales es fabricación de armas restringidas.

Prueba científica

La Fiscalía respalda su acusación con un peritaje químico del Instituto de Ciencias Forenses de la Policía Nacional.

En el referido peritaje se explica que el ácido clorhídrico combinado con aluminio produce cloruro de aluminio.

Esto a su vez produce hidrógeno gaseoso, lo que genera una reacción exotérmica liberando una cantidad de hidrógeno gaseoso, que a su vez se trasforma en material explosivo.

La fórmula química antes descrita produce un gas venenoso llamado cloruro de hidrógeno, el desprendimiento de este gas ocasiona explosiones, según el peritaje químico hecho por la policía; que la Fiscalía aportó como prueba.

En la acusación de cuatro párrafos, la Fiscalía no vincula a Kevin Delgado Zamora y Eliseo Calero Baltodano con ninguna explosión de bombas artesanales en alguna parte del territorio nacional, solo con su fabricación.

Se menciona que los dos reos tenían la intención de provocar "zozobra" entre la población con el estallido de bombas de fabricación casera o artesanal.

En la audiencia preliminar, la representación de la Defensoría Pública pidió que no fuera aceptada la acusación.

"Señor juez está acusación no debe ser aceptada; pues nadie ha visto a mis representados fabricando bomba y portar papel de aluminio no es ningún delito", expresó la representante de la Defensoría Pública.