• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un niño de 23 meses murió este miércoles en el barrio Noel Morales del municipio de Tipitapa al caerle encima una llanta de camión que estaba ubicada en una pared de la casa de sus padres.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Policía Nacional, al momento del accidente el niño Carlos Sebastián Orozco Gutiérrez estaba jugando y la llanta le cayó de manera accidental.

El hecho se registró a las nueve de la mañana de este miércoles.

“Equipo Técnico de investigación de la Policía Nacional se presentó al lugar del hecho a realizar las investigaciones pertinentes, constatando que a las 9:30 de la mañana de hoy miércoles 18 de septiembre, el niñito Carlos Sebastián Orozco Gutiérrez, jugaba en el patio de su casa y de manera accidental le cae en su cuerpecito llanta de camión que estaba arrimada a pared”, detalla la nota de prensa de la Policía.

De acuerdo con el comunicado de la Policía, el cuerpo del menor fue examinado por el doctor Juan Mejía, médico de turno del hospital primario Yolanda Mayorga del municipio de Tipitapa, quien concluyó en su informe que el niño falleció a causa de trauma de Tórax (aplastamiento).

ARCHIVO/END.

El cuerpo del menor fue entregado a su mamá Karla Vanessa Gutiérrez Barrios, para que le dieran cristiana sepultura.

Este miércoles la Policía también informó que dos jóvenes fueron encontrados muertos dentro de un pozo en la comunidad Rama Meza del municipio de Mozonte, Nueva Segovia.

Cristhian Francisco Martínez Ramírez, 23 años y David Vanegas Gradiz, 22 años, son las dos víctimas.

Según el comunicado de la Policía Nacional, los dos jóvenes utilizando una escalera bajaron al fondo del pozo de 25 metros de profundidad, para sacar un balón de futbol, pero no lograron salir y se ahogaron por falta de oxígeno.