• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Tres oficiales de la Dirección de Operaciones Especiales del Sistema Penitenciario Nacional (SPN), resguardaron la seguridad del reo Nery Hernández García, quien brindó la tarde del viernes su testimonio, en el cual incriminó a dos de los tres inculpados por el crimen de Karla Núñez Gutiérrez, de 47 años.

Cabe mencionar que el 18 de septiembre, el caso dio un giro inesperado. El Ministerio Público presentó, en una ampliación de pruebas a Hernández García, quien pasó en ese momento, de acusado por encubridor, a testigo, tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía.

En ese momento se designó como testigo para esclarecer la participación de tres personas en el crimen contra Karla Núñez Gutiérrez, quien murió de tres balazos la tarde del 19 de junio del 2019 en Ticuantepe, cuando viajaba como pasajera en una camioneta que conducía su esposo, Sergio Matamoros Gómez.

Precisamente el primer acusado es Matamoros Gómez, quién habría pagado 3,000 dólares para que mataran a su esposa, Karla Núñez Gutiérrez, por ello enfrenta juicio por femicidio en calidad de autor intelectual.

Los otros dos acusados, por quienes testificó hoy Nery Hernández García, son Martín Rivera y Norlan Sandino, supuestos sicarios que contrató Sergio Matamoros para ejecutar el crimen, y que responden en juicio por los delitos de asesinato agravado y robo agravado.

Según el testimonio que ofreció Hernández García, se reunió en una gasolinera de Nindirí, municipio de Masaya, con Norlan Sandino y Martín Rivera González

En esa reunión, los dos acusados, le ofrecieron deshacerse de un teléfono y como adelanto le entregaron 500 córdobas.

Hernández García declaró que Norlan Sandino le asignó el trabajo, a lo que él accedió.

Sergio Matamoros Gómez, acusado de ser el autor del crimen de su esposa .Archivo/END

Por esa declaración, se dio la protección de los tres oficiales armados con fusiles de guerra (Ak47), ya que Nery Hernández García, quien alcanzó un acuerdo condicionado con la Fiscalía, asegura que recibió amenazas de muerte por los familiares de los tres acusados y de los abogados defensores.

El resguardo del reo y testigo, provocó el inmediato reclamo de los abogados Manuel Nicaragua y Francisco Reyes, quienes exigieron que quedara en el acta de audiencia que ellos no lo amenazaron de muerte.

Por ello, previo a la declaración de Nery Hernández García, hubo un intenso debate entre la Fiscalía y la defensa de Sergio Matamoros Gómez, Norlan Sandino y Martín Rivera González.

Los abogados defensores se opusieron a que el testimonio de Nery Hernández García se aceptara como testigo y que su testimonio se tomara como prueba para esclarecer la muerte de Karla Núñez Gutiérrez.

Sin embargo, la jueza Primero Especializada en Violencia de Managua, Fabiola Betancourt, autorizó hoy que Nery Hernández García pasara de acusado a testigo y ordenó que su testimonio lo brindara de inmediato bajo el supuesto que su vida está en peligro.

"A mi me preocupa la vida de Nery Hernández García y por eso, procederé a recibirla de inmediato su declaración", manifestó la jueza Fabiola Betancourt ante el reclamo de los abogados defensores.

Al final, después de escucharse los reclamos de los abogados y el testimonio de García Hernández, la jueza programó el juicio contra Sergio Matamoros, Norlan Sandino y Martín Rivera para el próximo 18 de octubre.

¿En qué consiste el acuerdo entre la Fiscalía y el reo?

Nery Ariel Hernández García, presentado como testigo de la Fiscalía en caso de femicidio. Archivo/END

Nery Hernández García pasó de acusado, por encubridor, a testigo bajo un acuerdo condicionado con la Fiscalía.

En el referido acuerdo que lo permite el artículo 62 del Código Procesal Penal, CPP, Nery Hernández se comprometió a brindar su testimonio que ahora se incorporó como prueba de la Fiscalía contra los dos acusados.

El acuerdo establece que la Fiscalía acepta, por su testimonio, que Nery Hernández tenga una sentencia a dos años de prisión por encubrimiento.

Por ello, recibiría de inmediato la orden de libertad bajo el beneficio legal de suspensión de ejecución de la sentencia.

La figura del acuerdo condicionado está regulada por el artículo 61 del CPP y le permiten al Ministerio Público prescindir de la acción penal en los delitos graves o menos graves o limitarla a algunas infracciones o disminuir el grado de participación y la sanción penal para el acusado que logra el acuerdo.