• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Eddy Enrique Fuentes, de 28 años, quien es señalado de matar a su pareja Giovanna Pérez López, fue capturado por la Policía Nacional la tarde de este domingo en Jinotega, luego de estar once meses prófugo de la justicia.

De acuerdo con la Policía Nacional, el femicidio de Giovanna Pérez, de 35 años, se registró el 27 de octubre de 2018 en la comunidad El Cacao, municipio de Totogalpa, Madriz.

A Eddy Fuentes lo capturaron durante un operativo en conjunto de la Policía de Madriz, Estelí y Jinotega. El presunto femicida ahora será remitido ante las autoridades judiciales, para que responda por las acusaciones que se le imputan.

La versión policial indica que Eddy Fuentes mató a Giovanna Pérez al golpearla en la cabeza con un pedazo de madera que utilizaban para asegurar una de las puertas de la vivienda, el cual es conocido popularmente como “tranca”, luego que tuvieron una discusión la noche del 27 de octubre de 2018.Eddy Enrique Fuentes, es capturado tras 11 meses de estar huyendo / Cortesía

El cuerpo de Giovanna Pérez fue encontrado hasta la mañana del 28 de octubre por su madrastra, María Mercedes Pérez Miranda, quien de inmediato informó a las autoridades policiales de Madriz.

Según la Policía, el cadáver de la mujer presentaba una enorme herida desde la frente hasta la nariz.

Giovanna Pérez tenía nueve meses de relación con el supuesto femicida y según su familia de manera constante la maltrataba, pero pese a que la aconsejaban para que lo denunciara ella nunca lo hizo.

La familia de la víctima además detalló que la intención del hombre era llevársela a una comunidad del municipio de San Sebastián de Yalí, de donde él es originario.

Según la familia de Giovanna Pérez, ella había conocido a Eddy Fuentes a través de la red social Facebook.

Giovanna Pérez dejó en la orfandad a una adolescente de 15 años, a una niña de 9 y un niño de 7, los cuales había procreado en una anterior relación. Los menores ahora están bajo la tutela de la familia de la víctima.

Al momento del crimen los hijos de Giovanna Pérez se encontraban en la vivienda, pero no presenciaron nada debido a que estaban dormidos.

Durante las investigaciones del caso vecinos de la zona manifestaron que no escucharon ruidos el día del crimen debido a que las viviendas quedan alejadas.La Policía encontró gracias a la técnica canina en una letrina en desuso la tranca con la que Eddy Fuentes supuestamente mató a Giovanna Pérez, la cual había lanzado al agujero para borrar evidencias.