• Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Brenda del Carmen López Gutiérrez, se convirtió este miércoles en una víctima más de femicidio frustrado en Nicaragua, luego de sobrevivir a un disparo propinado por su expareja Genaro Llanes Gutiérrez, de 54 años de edad, quien se quitó la vida de un balazo al pensar que la había matado.

El hecho se registró a las 9:30 de la mañana en el sector conocido como el Empalme San Andrés en el municipio de Condega, Estelí, lugar donde Brenda López esperaba un bus.

Brenda López en un primer momento fue trasladada al centro de salud Ada María López de Condega, pero debido a la gravedad de la herida se la llevaron al Hospital Escuela Regional San Juan de Dios de Estelí.

Foto de referencia. ARCHIVO/END.

Según información preliminar Genaro Llanes disparó con un revólver calibre 38 a su expareja luego de tener una discusión ya que Brenda López no quería regresar con él.

Según testigos, cuando Brenda López se encontraba en la parada de bus, donde pretendía tomar una unidad de transporte colectivo para trasladarse a Condega, Genaro Llanes llegó montado en un caballo, para decirle que regresara a su casa, pero esta se negó.

Ante la negativa de la mujer, Genaro Llanes la insultó y le disparó, para luego alejarse de la estación de bus, donde había quedado herida Brenda López.

Varias personas que también se encontraban esperando bus en el lugar auxiliaron a Brenda López, a quien la bala le entró por el abdomen y le quedó en una pierna.

Foto de referencia. ARCHIVO/END.

De manera extraoficial se conoció que los médicos lograron extraerle la bala a Brenda López, pero se desconocen las condiciones en las que se encuentra.

Horas más tarde de disparar a Brenda López, Genaro Llanes fue encontrado muerto por sus familaires en una finca ubicada en el municipio de Telpaneca, del departamento de Madriz, quienes confirmaron a la Policía que el hombre se pegó un disparo en la sien.

Roger Llanes, hermano de Genaro dijo a la Policía que el cuerpo del autor del femicidio frustrado lo encontraron a eso de las 2:10 minutos de la tarde de este miércoles.

Este es el segundo caso de violencia de género en el que el agresor recurre al suicidio que se registra hoy en Nicaragua.

La mañana de este miércoles Nereyda Trujillo Blandón murió a manos de su pareja Pablo Fitoria Miranda, quien luego de golpearla y matarla se suicidó.