•  |
  •  |
  • END

En tragedia terminó la carrera en motocicleta protagonizada la mañana del martes por dos amigos, porque uno de ellos murió de forma instantánea a estrellarse contra un taxi, confirmaron las autoridades policiales.

La inusual competencia mañanera entre los dos compañeros de trabajo le costó la vida a César Augusto Ortiz Portocarrero, de 29 años.

El teniente Lizandro Ocón Zamora, jefe de Tránsito en la V Sección de Policía, informó que las causas del mortal accidente son el exceso de velocidad e invasión de carril por parte del motociclista.

Choque frontal

César Augusto Ortiz circulaba en su motocicleta Yamaha, azul, placas GR 0473, de sur a norte, sobre la calle principal de Altamira, a exceso de velocidad, y no pudo doblar la curva que hay donde fue Lozelza 100 metros al norte, sitio donde aconteció la tragedia.

La situación antes descrita provocó que Ortiz invadiera el carril contrario y chocara contra la parte delantera del taxi placas M 04498.

Al momento del impacto Ortiz salió catapultado y estrelló la cara contra el vidrio delantero del automotor. Acto seguido cayó al pavimento y murió de forma inmediata.

El teniente Lizandro Ocón señaló que el motociclista manejaba sin casco protector, además no portaba licencia porque andaba “boleteado”, es decir que tenía pendiente el pago de una multa por una infracción de tránsito.

César Augusto Ortiz deja en la orfandad a una niña de siete años, y no podrá ver nacer a su segundo hijo, porque su esposa queda embarazada.