•  |
  •  |
  • END

Sumamente preocupado y sediento estaba el ingeniero de Caruna, Freixon Andrés Acuña Meneses, de 29 años, a quien el juez suplente Octavo Penal de Audiencias de la capital, José Galeano, le decretó la prisión por el homicidio imprudente de la doctora Daysi Dolores Godoy Castillo, aunque aún falta que lo acusen por las graves lesiones que sufrió el hijo de la dama.

Y es que cuando la Fiscalía elaboró la acusación contra Acuña, aún no tenía el dictamen médico para acreditar las lesiones que sufrió Julio César Martínez, por lo que el órgano acusador se reservó el derecho de ampliar el escrito acusatorio en la audiencia inicial, programada para el 25 de junio.

El escrito acusatorio presentado por la fiscal Gisselle Borge señala que el día del accidente, 13 de junio, el acusado conducía a alta velocidad una camioneta Montero verde, placas M028310, de norte a sur, sobre la Carretera a Masaya, en estado de ebriedad, pero al llegar a la altura del kilómetro nueve, desatendió la luz roja del semáforo de manera temeraria e impactó el vehículo donde iban Godoy Castillo y su hijo.

La doctora falleció por hemorragia abdominal y politraumatismo generalizado, según el dictamen suscrito por Alejandro Martínez Acevedo, el que fue ofrecido como elemento de convicción junto a la resolución del Departamento de Tránsito del Distrito Cinco de Policía que revela que el responsable del accidente fue Acuña al conducir con 2.82 gramos de alcohol por cada litro de sangre.

Sin embargo, el representante legal de Acuña alegó que los hechos no ocurrieron como lo relata la Fiscalía en la acusación, además señaló que si bien es cierto hay un delito que según la tipificación amerita una pena que va de cuatro a ocho años de prisión, hay que tomar en cuenta que su cliente “no quería matar a nadie” porque no es un delincuente, sino un padre de familia e ingeniero.

Además, Acuña alegó por medio de su abogado, que producto del impacto él también resultó afectado sicológicamente, porque está ansioso, sufrió de una crisis hipertensiva y en años anteriores ha tenido problemas cardiacos.

En base a todas esas consideraciones, Acuña pidió por medio de su abogado medidas alternas a la prisión, pero el juez le decretó la prisión y ordenó al Instituto de Medicina Legal que lo valore para conocer su estado físico y mental.