•  |
  •  |
  • END

Por el fallecimiento repentino de su bebé de quince días de nacido, Raquel Aguerri Miranda, de 23 años, denuncio ante las autoridades del Distrito III de Managua a galenos del Hospital Militar “Alejandro Dávila Bolaños”.

La madre alega que ayer, miércoles, fue a ver a su hijo, quien se encontraba internado en la Sala de Neonatología de ese centro asistencial, pero un galeno le anunció que éste había muerto. Aguerri, quien no podía creer lo sucedido, exigió respuestas al médico, quien según ella no le expuso con claridad los motivos del deceso del infante.

Un grupo de oficiales del Distrito III se trasladó al hospital para investigar a profundidad los hechos y descartar si hubo negligencia médica.