•  |
  •  |
  • END

Augusto César Ortiz se presentó a este rotativo para aclarar que la muerte de su hijo, Augusto César Ortiz Portocarrero, ocurrida el pasado 16 de junio, fue producto de un accidente, cuando éste se dirigía a sus labores a la empresa de refrescos Coca Cola, en donde se desempeñó como distribuidor por más de cuatro años. Ortiz, quien tenía 29 años al morir, circulaba en su motocicleta Yamaha azul, placas GR 0473, de sur a norte, sobre la calle principal de Altamira, a eso de la 5:20 de la mañana, y al esquivar unos baches fue a estrellarse con un taxi, lo que provocó su muerte instantánea. Don Augusto recordó que su hijo dejó en la orfandad a una niña de nueve años y un niño en proceso de gestación (dos meses de embarazo). ÓSCAR CANTARERO / END