•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Con cuatro años de laborar en la vivienda de Rosa Velia Baca, juez Primero de Distrito Penal de Chinandega, la doméstica Wendy Raquel Avilés Casco, de 22 años, originaria del municipio de Villa Nueva, no soportó la tentación y en complicidad con su primo, Arnoldo Rubén Zavala Avilés, de la misma edad, saqueó el inmueble de su patrona.

El comisionado Lee Edwin López, jefe departamental interino de la Policía de Chinandega, informó que tras conocer denuncia de la juez a las once y media de la mañana del 18 de junio, iniciaron las investigaciones y capturaron a la pareja, a la vez que recuperaron varias prendas de oro valoradas en mil 460 dólares, una computadora portátil, una pistola calibre nueve milímetros, marca Astra.

Además, dos cámaras fotográficas digitales, dinero en efectivo, cinco botellas de whisky, calzado, vestuario y varios cepillos dentales robados en la residencia de la doctora Rosa Velia Baca, ubicada al noroeste de Chinandega.

El jefe policial afirmó que la empleada aprovechó que la juez junto a su esposo salieron de la vivienda, para saquear. “La doméstica enterró parte de las cosas en el patio de la casa de la juez y la mayoría las había trasladado con ayuda de su primo a varias casas”, dijo el comisionado López.

Añadió que recuperaron un par de anillos que fueron fundidos en una joyería, y únicamente falta recuperar un juego de prendas de fantasía. El oficial agregó que la pareja será remitida en las próximas horas ante la Fiscalía de Chinandega, y los objetos rescatados serán presentados como evidencias.

La doméstica y su primo, quien aseguró que es taxista, dijeron que no tienen que ver con el robo, lo cual ,según ellos, demostrarán ante el juzgado de audiencias que conozca la causa.