•  |
  •  |
  • END

En los pocos días que lleva el año nuevo, al menos cinco personas se han suicidado, según reportes de la Policía. Y el último fue un hombre que en pocos meses culminaría su condena en la Cárcel Modelo, el cual fue víctima aparentemente de una decepción amorosa.

El presidiario Marcos Matilde Álvarez Silva, de 35 años, se quitó la vida por medio del ahorcamiento. Todo hace indicar que el reo fue motivado por razones pasionales.

La teniente Luz Marina Benavides, oficial de Auxilio Judicial, dijo que el hombre estaba en la celda 9 de la planta baja de la Galería 5, y por la mañana, al momento que los guardas del penal hacían el recuento de reos, éste no salió.

“En una carta que dejó decía que su mujer le confesó que le fue infiel y que por ello no quería seguir viviendo”, detalló Benavides.

Marcos fue encontrado colgado de los barrotes del baño. Aunque la teniente Benavides informó que al fallecido sólo le faltaban cinco meses para terminar su condena de cuatro años, por estafa, el alcaide Óscar Molina dijo al ser consultado que estaba condenado por abusos deshonestos.

El cuerpo del infortunado fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, para realizarle la autopsia y comprobar la causa de la muerte. Marcos Matilde Álvarez Silva era originario de Tipitapa, exactamente en San Benito Agrícola.